Política

Empresas reconocidas usan el pequeño mercado de valores local para buscar financiamiento

Empresas reconocidas usan el pequeño mercado de valores local para buscar financiamiento

El mercado de valores es uno de los más importantes en varios países. En Ecuador, pese a tener alrededor de 50 años aún es pequeño (6,9% del PIB), pero ya cuenta con la participación de empresas grandes, medianas y pequeñas del país.

De acuerdo con datos de Bolsa de Valores de Guayaquil, existen 326 empresas inscritas y 63 fideicomisos. En su gran mayoría son empresas grandes, pero existe un mecanismo, el REB (Registro Especial Bursátil), para que puedan participar las medianas y pequeñas. Los sectores con mayor participación en montos transados son el industrial, comercial, construcción y servicios.

Entre las empresas más conocidas que negocian en este mercado están Holcim Ecuador, Cervecería Nacional, Corporación Favorita, Corporación el Rosado, Pronaca, Otecel (Movistar), Nestlé del Ecuador, Superdeporte (Marathon Sports), Firmesa, Comandato, IIASA. 

"Normalmente lo que hacen son emisiones, una especia de bonos, que se llaman papel comercial (a corto plazo), obligaciones (a largo plazo), y titularizaciones. Esos papeles los emiten, los colocan en la bolsa de valores y de esa manera se financian a más largo plazo y con buenas tasas", dice Javier Santos, gerente general de la casa de valores Más Valores.

  • Invertir en Bolsa de Valores: ¿Puedo hacerlo? ¿Cómo? ¿Qué gano?

Santos agrega que quienes compran usualmente estas emisiones son inversionistas institucionales como Biess, CFN, Banecuador, los mismos bancos e inversionistas privados.

Los inversionistas ganan un rendimiento por los papeles que compran, mientras los emisores consiguen financiamiento para cubrir las necesidades que tengan, ya sea capital de trabajo, compras de activo, reestructurar pasivos, entre otras opciones.

La mayoría de las empresas que participan en este mercado normalmente facturan más de cinco millones de dólares.

Ives Cadena, gerente de finanzas corporativas de la casa de valores Picaval, comenta que el mecanismo más usado es el papel comercial de largo plazo y las titularizaciones son más usadas por empresas que financian la compra de vehículos o comercializan línea blanca. Aunque "en los últimos dos o tres años ha habido un incremento de facturas comerciales negociables, en el cual las empresas que venden a crédito o plazo inscriben estas facturas en el mercado de valores y las pueden negociar a inversionistas. Es un instrumento a corto plazo y tiene un interés con un rendimiento más alto que los otros instrumentos".

  • Oro: qué dice de la temida recesión global que su precio esté en su punto más alto de los últimos años

En tanto, pese a que internacionalmente se habla mucho de compra y venta de acciones, en Ecuador las operaciones con esto es muy pequeña, según los expertos consultados.

"Del cien por ciento que se negocia en el país, el uno por ciento es de acciones de renta variable. Por ejemplo, a septiembre de 2019 en el mercado de valores se han negociado 8.327 millones. De ese valor solo 73 millones corresponden a acciones de renta variable, el resto a renta fija (papel comercial, obligaciones, etc.)", indica Cadena, quien agrega que en el mercado de valores también se negocian bonos del estado, certificados de tesorería, certificado de depósitos de los bancos, entre otros.

Para Patricio Cordoba, presidente del directorio de la casa de valores Accival, las transacciones de acciones al ser un financiamiento vía patrimonio o capital, quien compra pasa a ser uno de los dueños de la empresa y hay que tomar en cuenta que la mayoría de empresas aquí en Ecuador y en la mayoría de países son familiares y no les gusta perder control.

Además dice que quienes cotizan acciones son empresas que buscan abrir su capital, por lo que están obligadas a un compromiso muy importante sobre el acceso a su información, pues se le exige la actualización de la calificación de riesgo cada seis meses, actualización de la información a los representantes de obligacionistas cada tres meses, la superintendencia también exige que se cargue información cada tres meses, deben tener un muy buen gobierno corporativo. "Pasan a ser una empresa de dominio público, con  información a la que puede acceder cualquier persona".

Sede de la Bolsa de Valores de Quito.

El mercado de valores es uno solo en el país y se maneja a través de dos bolsas de valores, la de Guayaquil y  la de Quito. Para 2018 el mercado de valores cerró $ 7 475 millones, de los cuales $ 4 243 se negociaron en la de Guayaquil (56.7% del total del mercado).

"Yo creería que se mueve más en la costa por la indiosincracia a ser más comercial, tiene el puerto de donde salen exportaciones. Es más común ser un poco más arriesgado a probar otros instrumentos de financiamiento", dice Córdoba, quien dice que igual en Quito hay grandes emisores como La Favorita, así como en Cuenca. Falta penetración en otras provincias.

Cadena añade que mercados de valores de otros países de la región manejan el doble o el triple de montos. Incluso en países centroamericanos la relación con el PIB es mucho más alta.

  • La bolsa de Nueva York se abre oficialmente al bitcoin

El tema político-económico hace que durante los últimos años el mercado de valores esté un poco deprimido, ya que cuando la empresa privada se estanca se emite menos.

Los representantes de las casas de valores afirman que el mercado de valores es mejor para buscar financiamiento para las empresas porque pueden hacer emisiones hasta por 80% de sus activos libres de gravamen, es decir, aquello que no está hipotecado o prendado.

"Se puede obtener financiamiento mayor a los que están dando los bancos porque actualmente están manejando una posición conservadora con préstamos a corto plazo", dice Córdoba. (I)