Política

Gobierno recibirá $ 2000 millones para la emergencia de tres fuentes financieras internacionales

Gobierno recibirá $ 2000 millones para la emergencia de tres fuentes financieras internacionales
Quito -

El Gobierno de Ecuador espera recibir unos $2000 millones en las próximas semanas desde al menos tres fuentes financieras.

Del Fondo Monetario Internacional ($500 millones) provenientes de una Asistencia Financiera Rápida (IFR); fondos de otros multilaterales como Banco Mundial, BID y CAF ($500 millones) y unos $1000 millones de deuda bilateral, especialmente con China.

El IFR del FMI podría llegar en entre cuatro y ocho semanas. Según el propio multilateral, luego de realizada la solicitud por parte del Gobierno ese es el tiempo de espera posible, pues el personal evaluará los requisitos de calificación, trabajará con las autoridades en una carta de intención y preparará un informe del personal para el Directorio Ejecutivo del FMI.

El monto del desembolso es equivalente hasta el 50 % de la cuota que mantiene el país en el organismo multilateral, y es por ello que al Ecuador le corresponderían los $500 millones antes mencionados a una tasa de 1,5 % y con plazo a pagar entre 3,3 años y 5 años.

Pero ¿a qué tipo de temas pueden ser destinados estos recursos? Según el FMI, el financiamiento bajo el IFR tiene como objetivo ayudar a los países miembros a abordar las necesidades urgentes de balanza de pagos. Dicha financiación se puede utilizar para implementar políticas para hacer frente a emergencias, como el coronavirus COVID-19 y la caída de los precios del petróleo.

Los países no están obligados a utilizar este financiamiento exclusivamente en el sector de la salud, pero generalmente se entiende que necesitarán aumentar el gasto en salud y protección social para combatir el virus y proteger a los grupos vulnerables de la población.

Además, el régimen espera recibir unos $1000 millones de China. Se han mantenido durante varias semanas conversaciones con el Gobierno de China para mejorar las condiciones de la deuda ya existente con ese país.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, explicó ayer en una entrevista televisiva que una propuesta de Ecuador es que los recursos entregados por el Banco de Desarrollo de China y el Eximbank, atados a proyectos de infraestructura que debían ser ejecutados por empresas de ese país, puedan ser de libre disponibilidad.

También se espera conseguir otros $500 millones de los organismos multilaterales (CAF, BID y Banco Mundial).

Ecuador espera los recursos luego de que el lunes se anunciara una renegociación de los pasivos pendientes.

En principio el ministro dijo que se pagarán los $324 millones de bonos 2020 que debían ser cancelados ayer, y que se acogía a un periodo de gracia de 30 días para el pago de intereses de los bonos 2022 y 2030, que representan al menos $200 millones. Este dinero irá destinado para la emergencia.

Riesgo

La jornada del 23 de marzo fue compleja para el riesgo país de Ecuador que cerró en 6063 puntos, es decir, 2415 más que el día anterior (3648 puntos). Muy por encima de los registrados cuando el Gobierno anterior declaró la moratoria en 2008.

Según expertos, posiblemente la demora en el anuncio del pago de $324 millones de los bonos 2020 desde las autoridades disparó el índice. Se espera que baje en estos días.

Primeros $100 millones irán a área de salud

El Gobierno ecuatoriano logró reprogramar la cartera con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Así, unos $ 500 millones que venían atados a ciertos proyectos ahora irán destinados a la emergencia sanitaria, explicó ayer el ministro de Finanzas, Richard Martínez, en una entrevista televisiva.

Previamente había anunciado que Ecuador espera que tanto el BID como el Banco Mundial (BM) y el Banco de Desarrollo (CAF) puedan entregar $500 millones de financiamiento para el país.

Una parte de ellos serían adicionales a los esperados en acuerdos previos.

En primera instancia, Ecuador ya tiene aprobados $100 millones para la emergencia por parte de estos multilaterales. De estos, $ 26,3 millones provienen del BM, otros 425 millones llegan del BID y $ 51 millones de la CAF.

Según Martínez, los fondos se han destinado a equipamiento e infraestructura médica por $ 45 millones; para medicamentos, $ 23 millones; dispositivos médicos unos $ 32,8 y otros apoyos $ 1,7 millones.

Martínez recordó que parte de los recursos deben ir a apoyos que se darán a los más vulnerables, pues se ha decidido que al menos 400 000 personas reciban un bono de $60.

De otro lado, el ministro de Finanzas ha indicado que de ahora en adelante, el Gobierno entablará conversaciones con los acreedores comerciales (tenedores de bonos) y de la deuda bilateral (Gobiernos) para realizar una reorganización consensuada de los pasivos pendientes. La idea es “buscar un buen arreglo, un arreglo sensato” que le permita al país disminuir la presión de los pagos a lo largo del año, dijo. (I)