Política

Gremios y empresas defienden procesos e inocuidad del camarón ante restricción de China

Gremios y empresas defienden procesos e inocuidad del camarón ante restricción de China

“Las muestras positivas (para COVID-19) fueron diagnosticadas por secuencia de PCR y analizadas por expertos y los resultados de las pruebas indicaron que tanto en el área del contenedor y en el área exterior del empaque de estas tres compañías de Ecuador se detectó el resultado positivo. Sin embargo, los expertos consideran que el resultado positivo no constituye una posibilidad de contagio”.

Estas fueron las declaraciones de Ke Xing Bi, director de la Oficina de Seguridad Alimentaria de la Dirección General de Aduana de China, que emitió sobre la suspensión de las importaciones de camarón provenientes de las empresas ecuatorianas Industrial Pesquera Santa Priscila, Empacreci y Edpacif; y de las que hace eco José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), para corroborar que las empresas exportadoras y la industria camaronera en general cumplen con los estrictos protocolos de bioseguridad requeridos por el gigante asiático y otros mercados.

Además puntualizó que el hallazgo se trataría de un material genético inactivo.

"La misma autoridad reiteró que no se encontró muestra positiva del COVID-19 dentro de la caja ni en el producto que esta contenía", resaltó el dirigente gremial sobre estas nuevas restricciones, quien señaló que en el primer semestre del 2020 las exportaciones de camarón realizadas por estas tres empresas representó el 26 % del total exportado hasta China.

Este nuevo bloqueo ocurre diez meses después de que China suspendiera las importaciones de camarón de cinco empresas ecuatorianas por la supuesta presencia de dos virus: mancha blanca y cabeza amarilla; restricciones que luego fueron levantadas tras acordar nuevos análisis.

En el 2019 Ecuador exportó a China $2000 millones en camarón, lo que representa el 64 % de las exportaciones totales ecuatorianas de camarón.

Camposano explicó que Ecuador aplica, desde antes del COVID-19, normativas sanitarias que garantizan la calidad e inocuidad del producto como lo exigen los mercados internacionales, basándose en el Codex Alimentarius, normas INEN, normativas de la DG Sante (Unión Europea) y FDA (Estados Unidos), entre otros, y es auditado frecuentemente.

Además, considerando la situación extraordinaria de la pandemia mundial, Camposano aseguró que el país ha implementado medidas de bioseguridad adicionales sobre los trabajadores y el cuidado del producto, que se incluyen en el Acuerdo Ministerial para Disponer el fortalecimiento de
las acciones destinadas a la prevención y control de riesgos relacionados con el contagio de COVID-19 entre los trabajadores de la industrias acuícolas y pesqueras.

Justo por ese cumplimiento, la medida de China fue una sorpresa, aseguró Gustavo Cáceres, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China.

"Conocemos del esfuerzo hecho por el sector exportador camaronero para implementar de forma estricta medidas de bioseguridad que se rigen bajo los protocolos de la OMS y la FAO, que son los mismos protocolos que sigue China", sostuvo el dirigente, quien añadió que en la actualidad no hay ningún caso confirmado de contagio a través del consumo de alimentos y menos por la presencia de restos de material genético inactivo del virus como ha sido en este caso.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) rechazó el intento de China por vincular el contagio de coronavirus COVID-19 con el envío de alimentos. “No tenemos evidencia de que el COVID-19, un virus respiratorio, se transmita a través de alimentos o envases de alimentos", dijo el portavoz de la FDA Peter Cassell a Bloomberg.

Por su parte, las empresas sancionadas también se pronunciaron.

Ramón Crespo, presidente de Empacreci, señaló que existe la sospecha de que "el producto pudo haber sido contaminado por las personas que manipularon los cartones al momento de realizar dicho análisis".

Esto, debido a que, según Crespo basado en la información de las autoridades chinas, solo se detectaron 6 pruebas positivas de 227 934 realizadas con ácido nucleico a las paredes y los exteriores de las cajas, lo que representaría el 0,0000043 % de las pruebas realizadas.

Crespo aseguró que la empresa ha manejado de manera estricta los protocolos y procedimientos de bioseguridad ante la pandemia.

Mientras, Marcelo Vélez, presidente de Edpacif, también puntualizó que los restos de material genético contaminado no fueron hallados en el interior de las cajas ni en el camarón.

"El resultado de ese test da un margen del camarón ecuatoriano del 100 %, incluyendo empaques internos y externos del 99,99 %", sostuvo el representante de la empresa, quien aseguró que su principal destino es Europa y continuarán exportando a este y otros mercados; y en un futuro retomarán las exportaciones a China.

Por su parte, Industrial Pesquera Santa Priscila publicó en su cuenta de Twitter un mensaje dirigido a sus clientes: "Garantizamos que no existe anomalía en ninguno de nuestros productos, la noticia se refiere a un muestreo de una puerta de un contenedor naviero, mientras en camarones y envases dieron negativos".

En tanto, Cáceres cree que un problema en el mercado chino podría afectar de forma directa a miles de empleos que genera el sector. (I)