Política

Juan Ribas, expresidente de Seguros Sucre, se declara culpable de lavar coimas en EE.UU.

Juan Ribas, expresidente de Seguros Sucre, se declara culpable de lavar coimas en EE.UU.
Quito -

El expresidente de Seguros Sucre S. A. y exasesor del entonces presidente Rafael Correa, Juan Ribas Domenech, se declaró culpable de de lavar dinero proveniente de sobornos de dos compañías reaseguradoras por "más de dos millones de dólares" entre los años 2013 y 2017.

La confesión de Ribas se hizo pública el pasado 16 de septiembre y forma parte de procesos judiciales por lavado de activos que se siguen en Miami desde febrero pasado.

Otras dos personas ya se han declarado culpables: el colombiano Felipe Moncaleano Botero, intermediario del reasegurador JLT Re, y el ecuatoriano José Vicente Gómez Avilés, intermediario que participó en el esquema de sobornos. El tercero es un asesor financiero que ha colaborado en la investigación pero cuya identidad se desconoce.

El otro acusado en este caso es el ecuatoriano estadounidense Roberto Heinert Musello, que era socio de Gómez Avilés.

Debido a las confesiones de Ribas, Gómez y Moncaleano se ha ampliado la información del caso. Los fiscales aseguran que debido a sus funciones oficiales Ribas “tenía la autoridad sobre la adjudicación de los contratos de Seguros Sucre”. Los investigadores dicen que el millonario esquema de sobornos supuestamente operó en Seguros Sucre entre 2013 y 2017. En ese entonces, Sucre mantenía el monopolio de seguros de las empresas estatales por orden del gobierno de Correa.

Así, los fiscales señalaron que otra reaseguradora también pagó sobornos, que otras personas intervinieron como los que hacían el contacto y que un segundo funcionario de Seguros Sucre también recibió coimas. En total fueron cinco empresas utilizadas para el lavado de al menos $10,8 millones, dinero que recorrió Panamá, Suiza, Islas Caimán y Estados Unidos, y que fue producto de los contratos de seguros de bienes del Estado ecuatoriano.

En la relación de hechos de la confesión de Ribas, se habla de dos esquemas. El primero está relacionado con los contratos de seguros del Ministerio de Defensa entre 2013 y 2015. Moncaleano, como intermediario de la reaseguradora JLT, ofreció sobornos para mantener el contrato de reaseguro. Los fiscales lo llaman “Intermediario de Reaseguros 1” en el esquema.

Parte del dinero se depositó en la cuenta bancaria de la “Compañía de Contacto 1”, de Heinert y Gómez. Los tres “deliberada y conscientemente acordaron ofrecer, entregar y prometer un beneficio económico indebido de al menos $2,95 millones en sobornos al acusado (Ribas) y a otro funcionario ecuatoriano”.

“El acusado y sus cómplices acordaron que este recibiera coimas a cambio de permitir que el Intermediario de Reaseguros 1 (Moncaleano) ganara y mantuviera los negocios con Seguros Sucre”, se indica en la confesión firmada por Ribas y su abogado. Posteriormente, los pagos incluyeron pólizas con otras entidades públicas.

En el segundo esquema se asegura que “ciertos individuos relacionados con la Compañía de Contacto 2 y otros” ofrecieron coimas por al menos $2,07 millones a Ribas para “ayudar al Intermediario de Reaseguros 1 y al Intermediario de Reaseguros 2 a ganar y mantener los negocios con Seguros Sucre”.

En esta segunda parte, los fiscales señalaron que las comisiones se recibieron hasta el 2016 y que casi el total del soborno, $2,07 millones, se lavó en el sistema bancario de Estados Unidos “para el beneficio del acusado (Ribas)”.

Aún no se conoce la condena para estas tres personas que ya confesaron ante los fiscales estadounidenses. Tampoco se ha hecho público si Roberto Heinert acudirá a audiencia.

En Ecuador, la Fiscalía investiga otro caso por lavado de activos en el que están acusados otras personas: el exgerente de Seguros Sucre, José Luis Romo-Rosales Castillo, y su esposa Verónica Haro; la esposa de Ribas, Marina Vedani de la Torre, y el intermediario Esteban S. L. La acusación también incluye la empresa Mobeloft S. A.

La Fiscalía asegura que existen al menos $450 mil que no han podido ser justificados por los procesados. Romo-Rosales y Haro siguen detenidos. Vedani está en Miami desde febrero pasado, cuando detuvieron a su esposa. Estebena S. L. salió del país hacia Miami en agosto pasado. (I)