Política

La Asamblea apuesta por dejar listas tres leyes antes de sus vacaciones

La Asamblea apuesta por dejar listas tres leyes antes de sus vacaciones

Los asambleístas de la mayoría no se quieren ir a sus vacaciones de verano sin aprobar tres nuevas leyes. Ninguna es fácil. Estas son: las reformas del Código Penal, al Código de la Salud y la Ley de la Función Legislativa.

Estas tres reformas son consideradas nudos críticos por su complejidad social y aprobarlas hasta agosto será un reto para el Legislativo. Por ejemplo, en el Código Penal está la despenalización del aborto; en el Código de la Salud el uso de cannabis y en la ley de la Asamblea la creación de un comité de ética.

Sin embargo, la mayoría quiere aplicar el peso de sus votos, 78 seguros hasta el momento, para agilizar el trámite de estas y otras leyes.

El coordinador de la Bancada de Acción Democrática, Eliseo Azuero, aseguró que la propuesta es promulgar nuevas leyes cada trimestre. Estos cuerpos legales, explicó Azuero, deberán cumplir con un perfil social, económico, productivo y de seguridad. De esta manera está convencido de que se levantará la percepción ciudadana sobre el Legislativo.

Según la última encuesta de Perfiles de Opinión, un 72% lo calificó como malo y muy malo. Para revertir este camino, el presidente de la Asamblea, César Litardo, convocó a los jefes de las comisiones permanentes y ocasionales a una reunión para realizar una radiografía de su trabajo.

Un primer balance evidenció que hay más de 70 proyectos  en las comisiones. Los casos más abultados fueron en las comisiones de lo Económico y de Derechos Colectivos.

Luis Pachala, coordinador de la bancada de CREO, recalcó que el siguiente paso fue escoger a las que deben estar listas hasta diciembre de 2019. Entre ellas, los códigos Tributarios, de los Trabajadores y la reforma a la Ley de IESS, cambios que también están en el acuerdo del FMI.

Azuero además conoce que estas tres leyes son fundamentales y asegura que estarán listas antes de fin de año 2019. Por ejemplo, las bancadas de la mayoría ya manejan un discurso coordinado.

Pachala y Azuero coincidieron en que no se toparán los años de jubilación. Ambos también explicaron que las nuevas reglas laborales, que no significarán retroceder en derechos, buscarán crear más fuentes de empleo.

Pero para concretar su idea deben pasar por varios baches. El primero está en la labor de las comisiones. Por ejemplo, la de los Trabajadores no se ha reunido desde mayo pasado. Para solventar este problema, la mayoría pensó en una comisión ocasional.

No obstante, esa idea aparentemente se fue evaporando y ahora apuestan a que la de Trabajadores arregle sus problemas internos. En este caso a Azuero no le desagrada que, incluso, se elijan nuevos presidente y vicepresidente.

El segundo conflicto es el tiempo que se pierde en las sesiones de la Asamblea. El principal cuestionamiento es a los “Cambio de Orden del Día”,  que van junto a resoluciones para debatirse.

Desde el 2015 hasta junio pasado se presentaron 319 solicitudes de cambio. La mayoría de ellas presentadas por los integrantes de las bancadas de CREO, Alianza PAIS y de la Revolución Ciudadana.

En las reformas a la Ley Orgánica de la Asamblea está un artículo específico para normalizar los pedidos de Cambio de Orden del Día, según explicó el legislador socialcristiano Henry Cucalón.

También un equipo de asesores prepara una depuración de los pasos para aprobar las leyes. La propuesta es que algunas vayan directamente al segundo debate.

En esa línea están las reformas al Código Penal y al Código de la Democracia, que entrarán directo al segundo debate. (I)