Política

Laura T. sí laboró en el despacho presidencial

Laura T. sí laboró en el despacho presidencial

NO conozco a Laura T. NO ha sido asistente mía ni de Despacho. Les había advertido que plan de Fiscalía era hablar de ‘sobornos’ hasta 2016, para involucrarme a mí”, escribió en su cuenta de Twitter el expresidente Rafael Correa el 11 de julio pasado.

Pero los certificados entregados por la Presidencia de la República y que son parte de la investigación fiscal demuestran lo contrario. Laura T. trabajó y se le asignaron funciones en el despacho del entonces Mandatario.

Ella llegó a Carondelet en el año 2008 con el cargo de Técnico B, rango destinado a funcionarios que no poseían un título universitario y con un salario que no superaba los $ 800 mensuales.

Dos años después y siempre de la mano de la exasesora presidencial Pamela M. subió a un cargo más importante: servidora pública de rango 6 con un salario de $ 1.200.

Ya para 2012 se le pagó un sueldo de asesora 5, con más de $ 2.200 cada mes. Mientras que un año más tarde, fue ascendida a asesora 4 con $ 2.783 de sueldo.

2012 es un año clave para la investigación fiscal. En los archivos recuperados de la computadora que la Presidencia de la República designó a Laura T. se encontró un registro minucioso de los aportes ocultos para las campañas de Rafael Correa y de Alianza PAIS.

Según Pamela M., ella empezó a llevar esa contabilidad por encargo del mismo presidente Correa, quien no confiaba en el trabajo que hacía Ricardo Patiño.

En ese año, Laura T. se consolidó como la asistente de confianza de Pamela M., pues también se encargaba de sus citas privadas, médicas, de sus visitas a salones de belleza y de sus pagos personales y familiares.

Coordinaba, además, las actividades operativas de los documentos sumillados por el Presidente de la República, gestionaba temas humanitarios y las labores designadas por el Mandatario.

También debía hacer un seguimiento de los casos del 30S y elaborar informes y matriz del despacho del Primer Mandatario.
Todas estas actividades aparentemente las cumplió con excelencia. En sus dos últimas evaluaciones laborales, Laura T. sacó 98,7 sobre 100 y en otra alcanzó la calificación perfecta 100 sobre 100. Esos exámenes tienen la firma de responsabilidad de Pamela M.

A su salida, no se alejó de Pamela M. Ambas llegaron a la Corte Constitucional y ocuparon la oficina de la Vicepresidencia.
Eran los tiempos de mayor influencia de su jefa. Sin embargo, Pamela M. no pudo seguir en la Corte y fue separada por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio (CPCCST).

Esa salida no cambió el trabajo de Laura T. quien continuó en la Corte Constitucional.

El pasado jueves 2 de mayo, ella llegó a su oficina sin avistar ningún contratiempo, cumplió su jornada laboral y en la tarde salió para disfrutar del feriado por el Día del Trabajador.

Dos días después, fue detenida en la investigación penal sobre los supuestos aportes ilegales a las campañas de la lista 35.
Allí se volvió a encontrar nuevamente con su jefa. Las dos fueron llevadas al centro de rehabilitación social de Cotopaxi y luego transferidas al centro carcelario de mínima seguridad en Chillogallo, al sur de Quito.

Posiblemente, Laura T. no se imaginó que en su computadora se encontraría el archivo detallado de los aportes. Al salir de la Presidencia formatearon ese equipo; es decir borraron los documentos. Pero Criminalística de la Policía logró recuperarlos.

Ahora quiere colaborar con la Fiscalía y está previsto que entregue esta semana su testimonio anticipado, que es un beneficio legal para las personas que aceptan su culpabilidad. (I)