Política

Más de 400 personas levantan información de empleo y precios al consumidor en Ecuador

Más de 400 personas levantan información de empleo y precios al consumidor en Ecuador

Un poco más de tres meses el levantamiento de indicadores, que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), se vio afectado por la pandemia COVID-19 y se mantuvo receptando información a través de llamadas y correo electrónico.

Como ocurrió con los indicadores de precios al consumidor de hogares, producción y construcción, la canasta familiar básica, índice de producción de la industria manufacturera, precios de la construcción, entre otros.

Así también con los índices de empleo, desempleo y subempleo, que tuvieron un retraso de casi cuatro meses y finalmente se conocieron en agosto: 13,3 % como tasa de desempleo.

En este periodo de pandemia, de acuerdo con la entidad, ejecutaron operaciones de registro estadístico de entradas y salidas internacionales, egresos hospitalarios, defunciones generales. Todas del 2019.

Según el INEC, su personal se volvió parte de las cifras. “Funcionarios del INEC, de forma voluntaria, recabaron información de precios al realizar sus compras regulares para su hogar durante los meses de confinamiento. Aportando a la recolección necesaria para el Índice de Precios al Consumidor, mediante el cual se mide la inflación”.

Sin embargo, desde julio se retomó esta labor en territorio.

Son más de 400 funcionarios del INEC, entre encuestadores y supervisores, que salen a las calles a conseguir datos para elaborar un poco más de ocho estudios. La labor es efectuada durante 20 días por cada mes.

De este total, 260 funcionarios recaban datos del Índice de Precios al Consumidor, Sistema de Indicadores de la Producción, Encuesta de empleo, entre otros.

Y 200 están encargados de la fase de actualización cartográfica del Censo de Población y Vivienda 2021. Asimismo, encuestadores y supervisores.

En esta nueva normalidad, los encuestadores acuden con mascarillas y gel/alcohol antiséptico, protector facial y guantes de nitrilo. Y en caso de presentar síntomas, aplican el protocolo aprobado por el COE nacional. Este consiste en aislarlo y dar seguimiento al equipo que estuvo en contacto.

El INEC indica que durante la recolección de datos se evidencian ciertos inconvenientes como la negativa de informantes.

“Entre los inconvenientes al recabar información se encuentran la negativa de informantes a dar precios por teléfono o correo electrónico, entrega de información a destiempo, rechazo, error en el número de teléfono, entre otros”, señala la institución.

En tanto, a finales de septiembre empezará el levantamiento en campo de la Encuesta de superficie y producción agropecuaria continua. (I)