Política

Mauricio Pozo: Para monetización, Campo Sacha está bien adelantado y representa una cifra importante

Mauricio Pozo: Para monetización, Campo Sacha está bien adelantado y representa una cifra importante
Quito -

El ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, explica que los concesionarios de los activos del Estado que serán monetizados, con base en un acuerdo con la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional (DFC) de Estados Unidos (recientemente firmado por el Gobierno ecuatoriano), serán escogidos por los organismos multilaterales. Además, comenta que el Campo Sacha es uno de los que sería más prontamente monetizado.

¿Cómo funcionará el acuerdo marco con la DFC, que firmó en Washington? ¿Cuál es el destino del dinero?

Es un acuerdo marco o paraguas que albergará convenios de crédito hasta por $ 3.500 millones, a ocho años plazo e interés de 2,25 % + Libor. Esta plata está destinada a dos objetivos: reemplazar deuda cara por barata y reactivar la economía, que se puede hacer al dar líneas de crédito a micro, pequeñas y medianas empresas.

¿Pero cómo se ata a la concesión o monetización de activos del Estado?

La lógica es que primero identifico el proyecto que voy a concesionar. Supongamos que fuese la concesión de la administración de CNT. Ese proceso requiere entrega de balances, informes de auditoría interna, estados de flujo de efectivo. Además se debe convocar a licitación, invitación a interesados, selección. Con ese cronograma, se acuerda con DFC y se firma un convenio de crédito. En ese momento ya se generan las obligaciones entre las partes, condiciones de arbitraje, multas por incumplimientos, entre otros. Entonces el DFC nos adelanta la plata. Digamos que fueran $ 1.000 millones, de esos, unos $ 500 millones se destina a prepago de deuda más cara y con los otros $ 500 millones a entregar créditos. Cuando, a futuro, entren los $ 1.000 millones por la concesión, se le paga al DFC una parte a convenir, digamos, 50 %. Y con el resto puedo volver a recomprar deuda o entregar créditos.

¿El dinero que nos dan las concesionarias debe ser pagado con interés?

Las empresas concesionarias generarán sus utilidades, con ello se cobran el anticipo. Lo que pagan las concesionarias no es un préstamo, es el valor de la concesión. Ese es el modelo general y se lo puede aplicar al caso de las antenas de CNT, el Campo Sacha, Coca Codo…

¿El beneficio es recibir de manera inmediata el dinero porque la concesión puede demorar?

La lógica es que nos adelanten la plata. Si la concesión ya está lista, ya no es necesario hacer esta triangulación. Nosotros vamos a salir del Gobierno en cuatro meses; la idea es iniciar el proceso, ojalá podamos recibir la mayor parte de esos $ 3.500 millones. La concesión puede demorar más tiempo, pero ya está amarrada la concesión del proyecto a este convenio.

¿Cuáles son todos los proyectos que están en carpeta y cuánto piensan recabar de manera inmediata para este Gobierno?

No hay una lista establecida. Hay que ver cuáles tienen mayor información, cuáles pueden ser objeto de un mayor volumen de recursos y en menor tiempo. Debo analizar con cuáles llego más pronto a los $ 3.500 millones. Entre ellos me suena, entre los candidatos más potables y con mayor información, el Campo Sacha porque está bien adelantado y es una cifra importante.

¿Cuánto se espera de Sacha?

Pienso que será un proyecto de más de $ 1.000 millones. Pero un tema muy importante es que nosotros vamos a delegar la selección del concesionario a un multilateral. Para evitar susceptibilidades y evitar que digan que hay favoritismo. Es mejor que un tercero con un sello reputacional importante lo haga. Yo ya hablé con el BM, y podría ser este ente o un conjunto de multilaterales.

Hay procesos ya iniciados que generan estas suspicacias, como el caso de Refinería de Esmeraldas ya se ha anunciado el consorcio y TermoMachala, que se daría a New Fortress (asesorada por el exministro Carlos Pérez). ¿Estos entrarán en el proceso de DFC?

Podría ser que entren en el proceso. Pero considerando que son proyectos que están casi listos, entonces ya para qué me concentro en esos, más bien buscaría otros.

Al pagar la deuda cara, que me imagino será la deuda china, ¿qué sucede con los créditos nuevos que estaban en carpeta, atados a petróleo?

Son cosas distintas. Una son las deudas vigentes. Algunas de ellas están por vencer y no tiene sentido prepagarlas, incluso porque tienen multa. Hay otras que son a plazo corto y pueden tener multa, pero el costo beneficio de prepagar es mejor. Se hace un análisis caso por caso. El nuevo endeudamiento con fuentes chinas es adicional; puede ser que si necesitemos, pero en una proporción menor. (I)