Política

Menos tributos y más empleo son metas para 2019

Trabajo y futuro fueron las palabras que más se repitieron en el discurso por los dos años de mandato del presidente Lenín Moreno.

Para el Jefe de Estado, este es el momento para cortar con el pasado. Esto no significa olvidar lo ocurrido en gobiernos anteriores, sino una prueba de que la lección fue aprendida.

Con esta idea, Moreno empezó ayer su informe de labores en la Asamblea, recibido con un aplauso cuando ingresó junto a su esposa, Rocío, y el presidente del Legislativo, César Litardo.

La sala de sesiones estuvo llena: diplomáticos, autoridades de las instituciones del Estado; ministros y familiares del Jefe de Estado acudieron a la ceremonia. Uno de ellos fue Servio Moreno, padre del Presidente, quien bendijo a su hijo antes de su informe de labores.

La ceremonia arrancó con el discurso de Litardo. El legislador de Alianza PAIS cumplió 10 días en la Presidencia, pero su alocución sintonizó con la propuesta que hiciera después Moreno.

Litardo aseguró que la Asamblea debe prepararse para discutir las reformas laborales que están en la agenda del Gobierno.

Él explicó que estos cambios no afectarán los derechos de los trabajadores, su estabilidad, su seguridad social o salarios justos, pero deberán ser coherentes con los cambios que vive el mundo.

El legislador llegó a la presidencia del Parlamento gracias a una coalición formada entre Alianza PAIS, CREO, Bloque de Integración Nacional y Acción Democrática.

Esta nueva mayoría -que aún tiene baches en el Legislativo- también fue destacada por Moreno como una señal de la nueva política en el país.

Para el Presidente de la República la etapa de la confrontación se acabó. Él recordó que su Gobierno abrió el diálogo a todos los sectores, incluso a quienes antes tenían las puertas de Carondelet cerradas.

Por eso el Jefe de Estado cree que es necesario asegurar el siguiente paso, que es llegar a un acuerdo con trabajadores, empresarios, comunidades, autoridades seccionales, estatales...

Pero, en este acuerdo -hizo hincapié Moreno- todas las partes deben cumplir con los compromisos adquiridos. “El acuerdo es ahora”, insistió y recibió el aplauso del pleno.
Invitación a los inversionistas

El presidente Moreno aseguró que su Gobierno, sus ministros y las instituciones del Estado deben concentrarse en profundizar en una “economía productiva”.

Esta será la primera línea de trabajo del Mandatario para los próximos meses. Por eso no dudó y convocó a inversionistas nacionales y extranjeros a invertir en el país, para generar más fuentes de empleo, especialmente a favor de más los necesitados.

“No lo piensen empresarios honestos del país, inversionistas internacionales. No lo piensen más emprendedores de todos los tamaños (...). Este es el momento”.

Moreno informó que 1.400 millones llegaron al país el año pasado. Además, que existe el compromiso de inversión de otros $ 9.000 millones, pero para el mandatario estas cifras todavía no son suficientes.

“Necesitamos crear más empleo, más oportunidades”, mencionó. Él destacó que Ecuador es otro y sostuvo que por el momento existen unas finanzas claras. “Ya no hay festín con el dinero de los ecuatorianos”, enfatizó.

También recalcó que ahora ya se conoce con certeza el monto de la deuda y aclaró que los recursos nacionales están protegidos.

informe-nacion-lenin-2019 (4) informe-nacion-lenin-2019 (3) informe-nacion-lenin-2019 (12) informe-nacion-lenin-2019 (5) informe-nacion-lenin-2019 (7) informe-nacion-lenin-2019 (2) informe-nacion-lenin-2019 (13) informe-nacion-lenin-2019 (10)

Dijo que eso se logró con la eliminación de 13 ministerios; con la reducción de sueldos a las máximas autoridades, incluidas el Presidente, y optimizando el trabajo de las instituciones públicas. En su rendición de cuentas, también destacó la ejecución de políticas para reducir las trabas burocráticas en 23 servicios y, sobre todo, de acciones para aliviar la carga de impuestos.

Uno de los anuncios más comentados del informe de labores fue la eliminación del llamado “Impuesto Verde”, que está vigente en el país desde hace siete años.

Para el Jefe de Estado este tributo distorsionó la realidad para lo que fue creado, porque no aportó a la lucha contra la contaminación, más bien se convirtió en una pesada cruz para los propietarios de automotores.

Asimismo, adelantó que se extenderá de dos a cinco meses el tiempo para el pago anticipado del impuesto a la renta. Eso dará más capital a las empresas.

También se reducirá a siete días el tiempo para la devolución del impuesto al valor agregado (IVA) y del impuesto a la salida de divisas (ISD) para los exportadores. Mientras que las medianas y pequeñas empresas, que son mayoritariamente proveedoras del Estado, podrán reducir sus impuestos o pagar sus deudas con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, a través del cruce de facturas de los pagos que tienen pendientes con entidades del sector público.

Sectores estratégicos protegidos

El Gobierno apuesta a generar más fuentes de trabajo desde dos frentes. Uno es la ampliación de créditos desde la banca pública. Hay resultados positivos.

BAN Ecuador desembolsó $ 1.750 millones en préstamos. Mientras que la Corporación Financiera Nacional entregó otros $ 1.300. Eso dinamiza la economía y aumenta los puestos laborales.

El segundo será el impulso a los proyectos en los sectores estratégicos de hidrocarburos y de la minería. En el primero se espera una inversión de $ 1.900 millones para la exploración y explotación de campos petroleros.

Moreno también preponderó el sector minero. Según él, impulsará más de 32.000 puestos de trabajo.
En agosto entregará al país el mapa minero donde se indicará con claridad cuáles son los sectores donde pueden explotarse estos recursos y aquellos donde nunca será permitido. En ese sentido, exhortó a la Corte Constitucional a que si autoriza mecanismos que determinen un incumplimiento de los compromisos adquiridos por el país -como ocurrió con Quimsacocha- también pida a los ciudadanos que se pronuncien sobre dónde se originarán los recursos que deja de recibir el Estado.

La calumnia, sin prisión

El Jefe de Estado prometió que en su Gobierno habrá libertad de expresión y de prensa. Aunque recordó que él y su familia fueron víctimas de un atentado a su intimidad. Por ese y otros motivos trabajará en una reforma al Código Integral Penal.

En ese aspecto, el delito de la calumnia, propuso el Presidente, no tendrá que sancionarse con prisión. Eso evitará que las personas sean amenazadas por sus opiniones.

Moreno finalizó su informe de labores indicando que con libertad, tranquilidad, sin mezquindad política y respetando las diferencias se alcanzará el “Ecuador que todos soñamos”. (I)