Política

Sector productivo dice que incremento de fletes no debe ser fijo, sino por oferta y demanda

Sector productivo dice que incremento de fletes no debe ser fijo, sino por oferta y demanda
Quito -

El incremento de los fletes, anunciado por los miembros del transporte pesado, en 12,74%, no es viable según varios sectores productivos consultados.

Aunque de manera general es sector empresarial acepta que el transporte pesado revise las tarifas de fletes, considera que no se puede fijar un incremento generalizado. Esto luego de que la Federación de Transporte Pesado del Ecuador (Fenatrape) decidiera incrementar los fletes en el 12,74%, según lo anunció el lunes.

El gremio del transporte había manifestado que cuenta con el aval del Viceministerio de Servicios de Transporte, luego de que desde junio del año pasado hasta enero el precio del diésel se ha incrementado en el 35%, aproximadamente.

Sobre el tema, el Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) dirigió una carta a la Fenatrape (que es, a la vez, parte de este gremio) y le comentó que existe una coincidencia sobre que Fenatrape tiene “razón al requerir un ajuste en las tarifas del servicio … como consecuencia del ajuste gradual del diésel”. Sin embargo, dice el gremio de los sectores productivos, “no cabe avalar un monto general para dicho incremento”. Roberto Aspiazu, director ejecutivo del CEE, también recordó que las tarifas no están sujetas a ninguna regulación, si no a condiciones de mercado, donde el precio se pacta de común acuerdo entre los actores económicos.

Por su parte, Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito y vicepresidente de la Federación de Cámaras de Comercio, dijo que los transportistas están en todo su derecho de incrementar los precios, pero aclaró que esto no puede ser a partir de una fijación oficial de los precios. Coincidió en que debe ser con base en la oferta y demanda. Al ser consultado sobre si tras el anuncio se ha sentido un incremento de los fletes, Alarcón dijo que no se ha registrado aún cambio alguno. Explicó que la afectación del precio dependerá del tipo de producto que se transporte.

En medio de la discusión sobre los fletes. Ayer, la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables, revisó nuevamente los precios del diésel, bajándole unos pocos centavos. Así la subida de enero a febrero ya no sería de 5% como estaba previsto, sino del 3%, banda que se mantendrá a futuro. En este sentido, los cálculos del sector de transporte quedarían sin sustento. La Fenatrape había indicado que el 12,74% de incremento se lo tomaba con base en una proyección de subida de cada mes del 5%.

El precio máximo fijado para este mes es de $ 1,335, aunque el lunes se podía comercializar hasta en $ 1,358 el galón. De acuerdo con Oswaldo Erazo, director ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), el gremio había considerado que con la participación de la ARC en la determinación de los precios, se mantendría un perfil más técnico, pero tras las actuaciones, se ve que sigue habiendo un manejo político en la fijación de precios.

Los distribuidores debieron cambiar a día seguido los precios, debido a las decisiones cambiantes de la ARC. En algunos casos, distribuidores habrían comprado producto más caro, para luego tener una pérdida.