Política

Sector textil de Ecuador respalda futuro acuerdo comercial con Estados Unidos

Sector textil de Ecuador respalda futuro acuerdo comercial con Estados Unidos
Quito -

La Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE) dio su respaldo, esta mañana, a la posible negociación y llegada a un acuerdo comercial con Estados Unidos, que el Gobierno anunció tras la visita del presidente Lenín Moreno a ese país. De acuerdo con Javier Díaz, presidente ejecutivo del gremio, ese acuerdo será fundamental para incrementar las exportaciones del Ecuador hacia Estados Unidos y así generar más empleo. Explicó que en 2019, las exportaciones a ese país fueron de $ 16 millones y que existe aún mayor mercado para unas 16 empresas y 112 exportadores del sector artesanal.

Díaz explicó que sería muy conveniente para su sector que se avance en el Acuerdo y que pudiera estar vigente hasta el 2021. Recordó que a mediados de abril vendrán autoridades de EEUU para definir la hoja de ruta del Acuerdo. Además, comentó que en 2005, la mesa de negociación de textiles quedó prácticamente cerrada, por lo que en este tema, ya existen avances muy importantes.

Sin embargo, para estos empresarios es importante que Ecuador, casa adentro, favorezca al sector, reactivando los Certificados de Abono Tributario (CAT). Según explicaron, existe una ley que permite la entrega del equivalente a los aranceles que se deben pagar ahora los exportadores, debido a la eliminación del ATPDEA, decidida en el Gobierno anterior. Desde 2016 este beneficio ya no se ejecutó. El pedido ahora es que se reactive al menos mientras se concreta el acuerdo comercial.

Por su parte, Charles Dávila, gerente de Hilacril y presidente del Directorio de AITE, y Francisco Misle, gerente de Ingesa, explicaron que para ambas empresas, que representan el 85% de las exportaciones, ha sido muy difícil competir con países como Colombia y Perú que pagan 0% de arancel. Misle explicó que en el caso de Ingesa han logrado un importante contrato con Walmart, pero que los aranceles son un problema al establecer los precios, por lo que han debido bajar la utilidad. (I)