Política

Superintendencia de Compañías dispone liquidación de Canal Uno; televisora aclara que está en proceso de reactivación

Superintendencia de Compañías dispone liquidación de Canal Uno; televisora aclara que está en proceso de reactivación

La Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros (Supercías) dispuso la liquidación de Relad S.A. (Canal Uno S. A.), empresa televisiva con 18 años de funcionamiento en el país.

Su representante legal deberá iniciar el proceso de liquidación y no podrá realizar nuevas operaciones relacionadas con el objeto de esta.

La resolución fue firmada el pasado 22 de octubre por Víctor Anchundia, superintendente de Compañías y en esta señala que la empresa no ha cumplido con la presentación de sus estados financieros y la documentación societaria, financiera y contable complementaria.

Además, que la compañía se encuentra en etapa de disolución por pérdidas netas superiores al 60% del capital, de acuerdo con los últimos estados financieros que registra la Superintendencia en 2017.

"La compañía Canal Uno S. A tiene obligaciones pendientes con el Servicio de Rentas Internas (SRI), debido a que no ha presentado el impuesto a la renta del año 2019 y mantiene deudas firmes por $ 109,039.03”, dice uno de las consideraciones de la resolución.

Así también, se expuso los incumplimientos de las obligaciones laborales a varios empleados, que llevan adelante procesos de juicio en contra de la compañía.

Marcel Rivas, presidente ejecutivo de Canal Uno, envió a este Diario un comunicado en el que aclara que la televisora está en proceso de reactivación.

"La empresa Relad S.A. está en proceso de reactivación. Aclaramos que la liquidación de la compañía se debe al vencimiento del plazo del contrato social, el cual ha sido prorrogado por la Junta General de Accionistas, y cuyo trámite será presentado a la Superintendencia de Compañías en la presente semana", resume el escrito.

Trabajadores impagos a espera de audiencia

Uno de sus abogados, que prefirió reservar su nombre, cuenta que sus procesos están entrando en la etapa de audiencia y de ser el caso, que el nuevo representante legal busque una conciliación, podría considerarse.

"El liquidador tendrá que satisfacer lo que se le debe a los trabajadores. Esto no cambia los juicios. Pero, si hay un momento procesal oportuno y si el canal tiene una oferta a los trabajadores, se podría estar llegando a una especie de negociación o conciliación", apunta.

El también representante de 100 colaboradores, entre activos y despedidos, menciona que existen deudas de décimos tercero y cuarto sueldo del 2019 y año en curso; aportaciones al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y remuneraciones.

"Hay graves problemas con el pago de los aportes al IESS, los trabajadores no pueden hacer uso de sus derechos como préstamos, atención médica", indica y agrega que se han realizado pagos mínimos de remuneraciones en cerca de dos años.

Este canal arrancó sus emisiones como CRE Televisión y era emitido en la banda del Canal 12 UHF en 1992. Un año después, debido a reajustes financieros se vendieron las acciones a un grupo de empresarios liderados por Fernando Aspiazu.

Después, pasó a la sociedad Sistema Integral de Televisión (SíTV) hasta que se vendió en 2001 al consorcio TV 12 Limitada, liderado por un grupo de empresas donde estaba Rivas.

Y en 2002 se relanza como Canal Uno hasta el pasado jueves que entró en liquidación. (I)