Vida

Abuelitos le ponen humor a los cuentos de princesas

Abuelitos le ponen humor a los cuentos de princesas

Su nombre es Nancy Muñoz, tiene 78 años y una emoción desbordante que queda revelada en su tono de voz al hablar sobre el papel que interpretará mañana. Ella se pondrá en la piel de Brujilda, protagonista de Érase una vez... solamente una vez, obra teatral que presentarán los adultos mayores del centro recreativo Novavida.

“Actividades como estas le dan vida a uno, le ayudan a salir adelante. Esa ilusión es tan linda a la edad que uno tiene”, expresa y asegura llevar el arte en las venas por herencia de su ‘mamita’. “A ella le encantaba actuar, lo hacía muy bien”, recuerda la mujer de 78 años.

Así como Muñoz, otros 45 ‘abuelitos’ –aproximadamente– de entre 73 y 94 años llevarán a las tablas principales del Teatro Centro de Arte una comedia musical que satiriza los cuentos de princesas y sus estereotipos. “Algunos actúan, otros bailan, otros cantan.”, afirma Belén Bonnard, directora del centro.

“Entre ellos hay adultos que están completamente sanos, como otros que tienen diferentes patologías como alzhéimer, parkinson o lesión neurológica”, indica.

La pieza es una creación de José Luis Freire –también director de la obra– con un desenlace propuesto por las mismas personas de la tercera edad.

Bonnard indica que el elenco incluirá a los artistas Jorge Campozano, Joshua Degel, Paola Olaya y María José Blum. Además que tendrá como tema principal Solamente una vez, del trío Los Panchos.

La función está prevista para mañana a las 11:00. Las entradas tienen un costo de $25 y se encuentran a la venta en Novavida en el área comercial de la iglesia Santa Teresita de Entre Ríos.

“Para ellos es muy emocionante que un día en un mes tan movido los hijos, nietos y bisnietos se reúnen y se ponen de acuerdo para irlos a ver”, indica la psicóloga clínica.

Algo en lo que coincide Muñoz. “Qué mejor que darle una satisfacción al público, por ende a mis hijos, a mi familia, a mis amigos que tanto quiero”.

“Yo no siento susto, ni nervios... bueno a penas un poquito”, bromea. (I)