Vida

Accesorios para el cabello: vuelven las tendencias del 2000

Accesorios para el cabello: vuelven las tendencias del 2000

El segundo semestre del 2019 trae consigo una serie de tendencias interesantes para aquellos accesorios que adornan la cabeza de los apasionados por la moda y el consumismo. Las gafas grandes, las argollas más grandes aún y un sinnúmero de esas vinchas para el cabello que fueron muy comunes en las celebridades de los años 2000, como Paris Hilton, Lindsay Lohan o Lil Kim, han vuelto a ocupar un espacio en el clóset y en las listas de compras de las personas.

El verano está repleto de esos accesorios e Instagram, más los diseñadores de las casas de alta moda, como Celine, Christian Dior o Miuccia Prada lo saben; sus diademas XL, bombachas, de cuero o satín, presentadas en cada uno de sus cincuenta atuendos para la colección de primavera verano 2019, son una prueba de ello.

“A esto le acompañan las tendencias en color de la temporada, en la que predomina el neón y los tonos vibrantes en sí, como el morado y mostaza”, dice Paula del Salto, experta en moda y creativa de Dahaus Studio, un espacio para la creación de editoriales de moda en Guayaquil.

“Lo más actual en cuanto al uso de estos accesorios en la cabeza son las gafas grandes, que también se usan en la cabeza como diademas; las argollas inmensas, de hecho todos los maxiaretes, y el uso de varias vinchas pequeñas en el costado del pelo que ahora tienen una presentación más glamurosa”, agrega la experta en moda e imagen.

Alberto Banchón, estilista de moda, agrega a la lista las diademas extragrandes con apliques y adornos. También opina que los tonos pasteles “están viviendo una gran acogida en los diseños de las grandes marcas de moda”.

Aunque al igual que Del Salto, manifiesta que combinarlos con los tonos vibrantes es lo de hoy. Al igual que lucir piezas y accesorios “divertidos, únicos e individualistas”, es decir, que sean auténticos… mientras más inusuales, mejor”.

¿Cómo lucirlas bien?

Ambos expertos consultados sugieren jugar con la discreción y el minimalismo para que el uso de estas tendencias en accesorios y color luzcan prolijas y no lo contrario.

Del Salto recomienda usar dos tonos vibrantes con un tono básico para “que no luzca exagerado el atuendo”. Luego lo ejemplifica diciendo que “se puede usar un morado y azul más una pieza blanca llana”.

En cuanto a los accesorios y cómo llevarlos en la cabeza, Banchón sugiere no vestirlos todos al mismo tiempo, sino saber elegir el momento para cada pieza. “No hay que recargar la apariencia usando todas las tendencias a la vez”, dice. “Se pueden usar vinchas neón en una oportunidad y gafas grandes más aretes, en otra”. (I)