Vida

Aerosol exhalado por humanos y su papel en la transmisión del COVID-19

Aerosol exhalado por humanos y su papel en la transmisión del COVID-19

Investigadores de la Universidad de Nebaska evaluaron el aislamiento inicial de 13 individuos con COVID en un centro médico de la entidad para detectar la contaminación que estos realizaban. En la misma se comprobó que en las muestras de aire y superficie que se tomaron hubo contaminación viral lo que evidencia la forma de propagación del virus.

Ya era de conocimiento general y tras las evidencias con el paso de los meses se han implementado recomendaciones para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2 a través de las gotas respiratorias al aire circundante cuando se tose o estornuda. Sin embargo, aún hay aspectos que no han quedado completamente verificados por los especialistas.

A principios de julio, más de 200 científicos publicaron una carta a la Organización Mundial de la Salud donde pidieron reconocer los riesgos de la trasmisión al aire del covid por aerosoles. Los aerosoles son partículas pequeñas respiratorias que el humano emite cuando habla, canta, tose, respira o estornuda que se mezclan con el aire y permanecen por un periodo de tiempo en comparación con las gotas más grandes que caen rápidamente al suelo, explica el portal The Conversation.

En el estudio de la universidad se atendieron a 13 personas con pronóstico confirmado de covid que fueron evacuados del crucero Diamond Princess. Los que requirieron atención hospitalaria fueron atendidos en la Unidad de Biocontención de Nebraska (NBU) y los levemente enfermos fueron aislados en la Unidad Nacional de Cuarentena (NQU).

"Las muestras de superficie y aerosol se analizaron mediante PCR-RT dirigida al gen E del SARS-CoV-2. De las 163 muestras recolectadas en este estudio, 121 (72.4%) tuvieron un resultado positivo de PCR para SARS-CoV-2", refiere.

Se determinó que el 70,6% de todos los artículos personales muestreados eran positivos para el virus y de las muestras de teléfonos celulares dieron un 77,8% positivas para ARN viral, mientras que los controles remotos de televisores en una habitación fueron 55,6% de las muestras positivas. También se tomaron muestras del piso debajo de las camas de los pacientes y las rejillas de ventilación en la NBU. Las cinco muestras de piso, así como 4 de las 5 muestras de rejilla de ventilación dieron positivo por PCR-RT.

"A pesar de la contaminación ambiental generalizada y la limitada contaminación por aerosol de SARS-CoV-2 asociada con personas hospitalizadas y con enfermedades leves, la implementación de un conjunto estándar de procedimientos de prevención y control de infecciones evitó cualquier caso documentado de COVID-19 en trabajadores de la salud", enfatiza el estudio.

El personal de la salud en ese entorno utilizó respiradores N95, además de ser altamente capacitado y teniendo una limpieza ambiental frecuente.

Una de las estrategias para evitar la contaminación por aerosoles es mantener los espacios con la mayor ventilación posible para que así se reduzca la concentración y se evite la recirculación del aire. Así como evitar pasar demasiado tiempo en esos entornos. (I)