Vida

Ángel 'Cucco' Peña traslada la salsa a lo sinfónico

Ángel 'Cucco' Peña traslada la salsa a lo sinfónico

Estaba por primera vez ante los músicos que conforman la Orquesta Sinfónica del Teatro Centro de Arte, luego de una breve presentación y estrechón de manos con el maestro Manuel Campos, Ángel Cucco Peña arrancó su ‘fiesta sinfónica’.

Sus brazos empezaron a moverse al ritmo de los instrumentos de percusión y viento, a ratos parecía que bailaba, con sus hombros lo hacía mientras coreaba “qué manera de quererte, qué manera”. Se notaba que disfrutaba lo que hacía, y es que la salsa que lleva en sus venas quedaba demostrada en el repaso musical.

Se trataba del primer ensayo con el maestro Cucco Peña, quien el próximo 16 de octubre regresará a Guayaquil para dirigir el concierto sinfónico de Gilberto Santa Rosa. 

Para el artista boricua, dirigir y conocer nuevas orquestas es un verdadero placer. “Es conocer a alguien de un mundo especial, ya hay un cariño, un respeto, una afinidad que no se da tal vez en otras profesiones”, sostiene.

Cuenta que su misión es conseguir que los músicos se sientan entusiasmados. “El fin es que piensen que la música es tan maravillosa para que se sientan locos por hacerla y compartirla”, indica.

Su trayectoria musical suma importantes trabajos con artistas como Franco de Vita, Marc Anthony, Celia Cruz, Jerry Rivera, Chayanne, Ricky Martin, entre otros. 

Confiesa que su primer amor fue la trompeta, lo único a lo que quería dedicarse, pero proviniendo de una familia de artistas, fue inevitable llenar de música cada rincón de su vida.  Es cantante, compositor, arreglista, director y productor musical. “Soy el ejemplo de lo que es el músico del siglo XXI que tiene que hacer muchas cosas. Hoy en día el músico tiene que tocar, enseñar, escribir, dirigir y más”, expresa.

Su relación con El Caballero de la Salsa es más bien una conexión familiar. “Yo lo considero como un hijo menor”, agrega. Lo conoció cuando Santa Rosa bordeaba los 18 años, en el momento que necesitaba de una voz para una publicidad.  “Yo quería alguien que cantara distinto, más redondo,  más bonito, y allí estaba ese muchacho”, dice.

Desde entonces han pasado cerca de 20 años, en los que ha hecho arreglos para fusionar la salsa con el formato sinfónico. Empezaron en Puerto Rico con ocho funciones, luego Venezuela. Y desde entonces han visitado Colombia, Panamá, Costa Rica, Santo Domingo, Nueva York, y más. “Ahora estamos muy contentos de llegar a Guayaquil, espero que ustedes lo aprecien de la misma manera. Este concierto tendrá canciones muy románticas y asimismo canciones muy sabrosas”, resalta.

Cucco, apodado así por una cuestión cultural en su país, donde a los de nombre Ángel se los bautiza de esa manera, confiesa que uno de sus deseos es trabajar con Juan Luis Guerra. “Veremos si se da algún día”. (E)