Vida

Atangana está de luto: murió la esposa de Hugo Savinovich

Atangana está de luto: murió la esposa de Hugo Savinovich

Su frase de batalla es Atangana. Hugo Savinovich, el popular narrador ecuatoriano de lucha libre, que por años estuvo en la WWE, está de duelo: su también famosa esposa Diana Méndez falleció en un hospital de Nueva York.

Hugo le contó hace un año a EXTRA del problema de salud que tenía la popular ‘Rubia’, como él la llamaba en las transmisiones de lucha.

El viernes 1 de noviembre del 2019, Hugo Savinovich dio a conocer la triste noticia. El comentarista ya venía dando a conocer el delicado estado de salud de Dianita, como también la llamaba.

Ellos se conocieron hace muchos años en Nueva York.

Hugo Savinovich dijo en su comunicado: “Diana luchó contra el cáncer como una campeona y al final, Dios decidió que era el momento de darle descanso eterno. Tal y como me dijo, estoy seguro de que nos volveremos a reunir en el cielo cuando nuestro momento llegue y como nos dijo Diana, estamos seguros qué hay lucha libre en el cielo y allí podremos disfrutarla. Eres nuestra Campeona y nos diste muchas lecciones de vida. Gracias por todo Rubia Peligrosa. ¡Vuela alto! Hoy el cielo está de fiesta, pues recibe la llegada de un ángel”.

Horas antes de su muerte, Hugo escribió en su cuenta de Facebook: “Las flores se empiezan a marchitar en la habitación del hospital donde esta la rubia. Ya casi no puede respirar, pero es fuerte y su instinto de más que vencedora busca cómo sus pulmones puedan ayudarla. La foto del cielo con espectaculares colores son sueños que la rubia y yo ya no podremos alcanzar juntos. Nuestra foto juntos representa la visión de dos seres que aman a Cristo y fueron sorprendidos por un de repente. La rubia ya no puede ver pero el cáncer no ha podido todavía matar sus bellos ojos. Estoy a su lado y me dicen que en cualquier momento se me va la rubia. He llorado y llorado pues no puedo protegerla. La chica Cajun de Louisiana y un soñador ecuatoriano se dirán adiós con la esperanza de que un día volverán a estar juntos rodeados de la Gloria de nuestro Dios Jesús”.