Vida

Balada holandesa llega como favorita a Eurovisión

Balada holandesa llega como favorita a Eurovisión
Tel Aviv -

El holandés Duncan Laurence parte como favorito para la final del 64º Festival de Eurovisión que comenzó este sábado por la noche en Tel Aviv, la gran metrópoli israelí, aunque la invitada Madonna puede robar el protagonismo a los aspirantes a estrellas.

La vencedora israelí de la edición 2018, Netta Barzilai, lanzó en un aluvión de decibeles y efectos luminosos la presentación en el escenario de los 26 candidato que buscan durante tres horas y media los votos de un jurado profesional y de los televidentes.

El principal favorito, Duncan Laurence, espera poner fin a una sequía de victorias de 44 años para Holanda cuando se siente al piano a cantar su balada "Arcade", inspirada en la desaparición de un ser querido.

"Espero que hoy sea un día histórico. En todo caso, haré todo lo posible para que así sea", declaró este sábado Laurence ante varios medios holandeses que se desplazaron a Tel Aviv.

Suecia y Australia se encuentran entre los otros aspirantes, en segundo y tercer puesto según los últimos pronósticos, para esta velada con la que Israel pretende dar un impulso a su imagen.

La final ofrece a Israel una oportunidad para defender sus credenciales de nación culturalmente progresista. Tel Aviv, la capital cultural y económica del país, se enorgullece de ser una ciudad moderna, cosmopolita, acogedora y un refugio para el colectivo LGTB (fiel seguidor de Eurovisión).

Pero su elección como sede provocó consternación entre los artistas, incluso israelíes, que simpatizan con la causa palestina.

Los palestinos tenían previsto realizar un evento alternativo simultáneo al que bautizaron "Globalvision" y que tenía lugar en Londres, Dublín, Ramala (en Cisjordania ocupada) y en Haifa, una ciudad del norte de Israel con una gran comunidad árabe. (I)