Vida

Constructor pagó 1,6 millones por 'apoyos políticos'

Constructor pagó 1,6 millones por 'apoyos políticos'

El proceso penal abierto por el desvío de fondos del hospital de Pedernales deja ver más detalles de presuntos actos de corrupción.

Una de las personas señaladas en el expediente es José Véliz, el contratista que se hizo cargo de la edificación fallida de la casa de salud.

A través de esa persona, los agentes dicen haber identificado una serie de pagos dirigidos a altos funcionarios y dirigentes manabitas por concepto de “apoyo político”.

Hoy, Véliz está preso por el caso Pedernales, en el que también están procesados el exasambleísta Daniel Mendoza y Eliseo Azuero.

Al conocer los primeros datos de ese expediente, la fiscal Diana Salazar dijo que una estructura ilegal actuaba “en contubernio para (obtener) otras obras no solo en Manabí, sino en Esmeraldas”.

Por las pesquisas ejecutadas, ahora se sabe que Véliz registraba sus gastos de “forma minuciosa”. Cada cheque que salía de sus empresas o de sus cuentas personales era fotocopiado. La hoja se archivaba en una carpeta y con esfero se anotaban detalles como montos, nombres, fechas, lugares y códigos. Las palabras que más se repiten son “apoyo político”.

La recopilación de datos permitió ver a los agentes que desde dos cuentas personales del empresario y cuatro corporativas se ejecutaron 51 pagos por USD 1,6 millones. Esas transacciones se realizaron entre el 2018 y el 2020.

Según las investigaciones fiscales, en la lista de los presuntos beneficiarios aparecen autoridades del gobierno provincial y de nueve cantones manabitas.

En tres cheques fechados el 31 de octubre del 2018 por USD 15 000 consta la siguiente observación, escrita a mano: “Para comisión, obras nuevas”. Otro cheque, del 9 de noviembre del 2018, es por USD 3 000 y dice que es para apoyar a un abogado que buscaba una Alcaldía.

En las cuentas que llevaba el constructor también hay pagos a funcionarios que laboran en los gobiernos autónomos de Manabí. Se detalla un pago de USD 300, que se realizó el 28 de marzo del 2019, para el cumpleaños de un Director Municipal.

Otro rubro es de USD 4 000 para cancelar un show musical. Adicionalmente, hay una transferencia de USD 1 079, cuyo concepto es “regalos” a un Municipio.

Así, entre el 2018 y marzo del 2020 hay distintas transacciones. Otros USD 3 000 se remitieron el 14 de marzo del 2019 también para “apoyo político”. USD 10 000 más, girados el 24 de septiembre del 2018, para “obras en un mercado”.

La transacción más alta es USD 460 000 y se indica que es para “asambleístas”.

La cuenta de donde se retiró este dinero es la misma en la que se depositó el anticipo de USD 8,2 millones que eran para comenzar la construcción del Hospital Básico de Pedernales. Como observación se puso: “Retirado por Franklin Calderón”.

Él también está detenido y la Fiscalía lo identifica como alias ‘Banquero’.
¿A cambio de qué se hicieron estos desembolsos? La teoría de la Fiscalía es que la supuesta estructura ilícita estaba integrada por funcionarios públicos y personas privadas, cuyo objetivo era beneficiar a un grupo de contratistas manabitas con obras públicas. “Se evidencia un reparto de las empresas del Estado”, dijo la fiscal Salazar, el pasado 5 de junio en la audiencia de formulación de cargos de Mendoza.

Según el portal del Servicio de Contratación Pública (Sercop), la constructora de Véliz obtuvo 127 contratos entre el 2010 y 2020. Solo dos de estos fueron con el Gobierno Provincial de Esmeraldas. El resto fue adjudicado por los gobiernos autónomos manabitas, que ahora constan como beneficiarios de los pagos ejecutados.

Otras observaciones que se escribieron en las copias de los cheques son los nombres de personas a quienes iba dirigido el dinero y quiénes lo retiraban. El 31 de octubre del 2018 se hizo un pago de USD 5 000 para un funcionario manabita. Se anotaron dos nombres: el del funcionario y su hermano.

El 6 y 11 de marzo del 2019 hubo dos pagos más que sumaron USD 10 000. Allí se escribe que se trató de un “apoyo” para un alcalde, pero que el monto “fue retirado” por un familiar. La defensa de Véliz no ha respondido.