Vida

Coronavirus: Las ventajas de la vacuna de AstraZeneza y Oxford sobre las de Pfizer y Moderna

Coronavirus: Las ventajas de la vacuna de AstraZeneza y Oxford sobre las de Pfizer y Moderna

El investigador de la Universidad de Oxford Adrew Pollard anunció hoy que la vacuna experimental en la que trabajan contra el coronavirus tiene una eficacia media del 70% y puede llegar al 90% en función del régimen de dosis, según los resultados preliminares presentados por la institución británica. “Tenemos una vacuna para el mundo”, dijo.

“No tenemos casos graves ni hospitalizados entre los vacunados. Son muy buenas noticias”, agregó con entusiasmo Sarah Gilbert, colíder de la investigación.

Actualmente, los científicos de Oxford y de la farmacéutica británica AstraZeneca tienen en marcha un ensayo clínico con unas 24.000 personas en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. El primer análisis de sus datos, tras detectar 131 casos de covid, sugiere una eficacia del 62% cuando se administran, con un intervalo de un mes, dos dosis de la vacuna experimental y de hasta el 90% cuando se pincha primero media dosis y después una segunda completa. Aún se realizan estudios para entender este fenómeno, se indica en una publicación de diario El País.

La vacuna experimental de Oxford es una de las más adelantadas del mundo, al igual que las de las empresas estadounidenses Pfizer y Moderna. El gobierno ecuatoriano firmó un acuerdo con AstraZeneca, que trabaja junto con la Universidad de Oxford, para tener 5'000.000 de dosis de esta vacuna.

Hay países en los que habría mayor facilidad de recibir la vacuna de Oxford y AstraZeneca, ya que se han comprometido a suministrarla sin ánimo de lucro durante la pandemia, una decisión que se mantendría para siempre en las naciones de menos recursos. La farmacéutica ya ha firmado acuerdos para vender 3.000 millones de dosis en todo el mundo, según sus cifras. El precio de cada dosis rondaría los $3.55, frente a los $17,76 de la vacuna de Pfizer y los $24.86 de la de Moderna.

La vacuna de Oxford se creó a partir de una versión debilitada de un adenovirus del resfriado común de los chimpancés, modificado con información genética del nuevo coronavirus para entrenar las defensas del cuerpo humano sin riesgo de padecer covid.

Los científicos han resaltado que su vacuna se puede conservar en el frigorífico, a temperaturas de entre 2 y 8 grados, lo que facilita su distribución por todo el mundo. Ya hay 10 países fabricando a gran escala la vacuna, según un comunicado de Oxford.

Esto le da una ventaja sobre la de Pfizer y BioNTech, que aún está resolviendo el problema de su transporte y conservación, debido a que debe permanecer a 75ºC bajo cero. Las farmacias, los laboratorios estatales y los consultorios médicos no cuentan con congeladores que lleguen a temperaturas tan bajas.

“Otra de sus potenciales ventajas es que, posiblemente, su producción y conservación son más sencillas que las de las vacunas de ARN (elaboradas con información genética del nuevo coronavirus, como las de Pfizer y Moderna), por lo que la distribución y la logística se simplificaría”, le dijo a El País la viróloga Isabel Sola, codirectora de otra vacuna experimental contra la covid en el Centro Nacional de Biotecnología, en Madrid.

“No han dicho con claridad si la vacuna es eficaz en los grupos más vulnerables por edad o por patologías previas. Como siempre, habrá que esperar a que se publiquen los datos completos”, añadió Sola.

“Los datos de Oxford se ajustan al patrón esperado y es normal que hayan hecho una llamada de atención después de los anuncios de Pfizer y Moderna de las pasadas semanas. Han utilizado el mismo tipo de prueba de campo y todavía es difícil valorar la protección alcanzada respecto a los casos más graves de la enfermedad. Por lo demás, sus datos parecen correctos”, opina el científico Vicente Larraga, padre de otra vacuna experimental contra el covid en el Centro de Investigaciones Biológicas Margarita Salas (CSIC), en Madrid. (I)