Vida

Crítica de Gourman: Emprendimientos

Crítica de Gourman: Emprendimientos

Hace poco probé dos emprendimientos. El primero es Beef and Co (foto). En Instagram beefandco_ec. Carnes de gran calidad se ofrecen en muchos sitios, nacionales e importadas. De muchos supermercados y de varios distribuidores serios se pueden comprar buenos cortes para cocinar en su propia parrilla. Sin embargo, no había escuchado ofertas de cortes entregados a domicilio ya cocinados.

“La carne llegaría fría”, pensé, y si la prefiero término medio, al calentarla se pasaría, quedando seca. Sonaba buena idea para quienes no somos expertos en la parrilla, pero la dejé pasar por estas preocupaciones, hasta que escuché buenos comentarios y pedí un rib eye americano. Me preguntaron por el término de cocción y la hora en que la quería entregada en mi casa.

“Término medio, casi mugiendo, a las dos de la tarde”. Tenía preparado un puré de zanahoria con wasabi y ajo, cebollas y pimientos al horno, y papas fritas espolvoreadas con pimentón español. Mi corte de un kilo llegó envuelto en medio kilo de papel aluminio, dentro de un recipiente. Al abrirlo, aún humeaba. La temperatura y el término perfectos, y su calidad, todo lo que puede esperarse de un rib eye Angus americano, a $55, con varios chorizos. Gran opción.

El domingo, entusiasmados por la carne del día anterior, pedimos hamburguesas de Deliya, en Instagram Deliya.ec.

Este emprendimiento las entrega listas para cocinar, con pan de 400 grados, varias salsas, vegetales y aderezos de acompañamiento. Aunque tienen un amplio portafolio me habían recomendado sus hamburguesas. Fueron de las mejores carnes de este tipo que me he servido fuera de un restaurante. Me informaron que la hacen ellos mismos, sin duda con materia prima de muy buena calidad, perfectamente aliñada y empacada.

Como los dos, motivo de la crítica, muchos emprendimientos dieron el primer paso y han superado exitosamente la primera etapa, una muy pequeña base de consumidores, su marca comenzó a ser reconocida en este pequeño círculo, y sus dueños están operándolos desde sus casas a total capacidad.

Habrá que ver cuántos pasan a la segunda fase, la de crecimiento, aumentando su capacidad instalada y organizando su logística, probablemente la más difícil. (O)