Vida

Día decisivo para renegociación de bonos

Día decisivo para renegociación de bonos

El país vivirá una jornada decisiva en el proceso de reestructuración de USD 17 375 millones en bonos soberanos. Los tenedores de esos papeles tienen hasta este lunes 3 de agosto del 2020 para votar sobre la propuesta de Ecuador.

El planteamiento apunta a reducir el capital de esa deuda en USD 1 540 millones. Además, se busca bajar la tasa de interés promedio de esos papeles y ampliar el plazo.

El país tiene que convencer al 66% de acreedores, excepto en los bonos 2024 donde necesita al 75%. Un 53% de bonistas anunció la semana pasada que apoyará la propuesta del país.

Los votos empezaron a llegar desde el jueves pasado.

Augusto de la Torre, miembro del Consejo Asesor del Gobierno, se pronunció optimista de que Ecuador alcance un apoyo mayoritario, más cuando una Corte de Nueva York negó el viernes 31 de julio del 2020 el pedido para bloquear el proceso por parte de dos fondos con menos del 3% de acreencias.

“Ojalá no me equivoque, pero creo que el fallo debió tener un impacto fuerte en la decisión de los tenedores. Creo que tendremos una buena votación”, proyectó.

Para el Gobierno, es clave conseguir un acuerdo en un año en el que el acceso a financiamiento externo ha sido complejo para el país y, a la vez, los requerimientos de liquidez se han incrementado por la caída del precio del crudo, la menor recaudación y la pandemia de covid-19.

El Fisco acumula atrasos por USD 3 677 millones hasta el 31 de julio, principalmente con funcionarios públicos, GAD, proveedores, seguridad social.

La crisis fiscal es tal que el Fisco incluso ha llegado a plantear pagar esos haberes con papeles con plazos de vencimiento de entre 3 y 7 años.

Del total de atrasos, solo USD 818 millones corresponde a intereses de deuda externa no pagados tras un acuerdo con los acreedores hasta que termine la renegociación.

Mauricio Pozo, exministro de Finanzas, señala que la reestructuración de bonos no es un cheque de liquidez nueva para el Fisco; sin embargo, permitirá liberar USD 1 361 millones para atender necesidades fiscales y reducir la enorme brecha en el Presupuesto. Pero las necesidades de financiamiento son mayores. Antes de la pandemia, estas se proyectaban en 5 600 millones, pero ahora se calculan en 13 500 millones.

De esa cifra, se consiguieron hasta julio solo USD 4 042 millones. Casi la mitad del monto llegó de multilaterales.

1 650 millones menos en tributos hasta julio

El Fisco registró una caída de la recaudación de USD 1 650 millones entre enero y julio de este año comparado con iguales meses del año pasado. Este resultado se explica principalmente por una reducción en el cobro del impuesto al valor agregado (IVA) interno, lo cual refleja el cierre parcial de actividades económicas y la contracción del consumo durante la pandemia.

Según datos del Banco Central del Ecuador, la pandemia generó pérdidas entre marzo y mayo de USD 6 262 millones, tanto públicas como privadas. Los sectores más afectados fueron comercio, transporte, turismo y otros servicios.

Los datos de ejecución presupuestaria también registran caídas en el cobro del impuesto a la renta, de aranceles y del impuesto al valor agregado de importaciones.

USD 369 millones en atrasos por salarios

El séptimo mes del año cerró nuevamente con pagos pendientes a funcionarios públicos. El Fisco adeuda a la burocracia USD 369 millones, principalmente por el mes de julio.

El Ministerio de Finanzas detalló que la semana pasada se cancelaron en su totalidad los haberes pendientes por salarios de los empleados del Gobierno central y universidades del mes de junio. Servidores consultados aseguraron que se acreditaron los montos en el transcurso de esos días; ahora esperan su remuneración del mes pasado.

La Cartera de Estado dijo que empezó a pagar las remuneraciones del sector de salud y seguridad correspondientes a julio.

Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal, dijo que en lo que resta del año continuarán habiendo atrasos mientras haya problemas financieros estatales.

Deuda con proveedores, GAD e IESS incrementó

El Fisco también acumula atrasos con contratistas estatales. Entre enero y julio pasado, la deuda con este sector ascendió a USD 774 millones. Si bien los gastos de inversión pública sumaron USD 2 305 millones, Finanzas solo canceló 1 531 millones. Para ponerse al día ofrece cancelar con bonos o papeles.

Pero los proveedores han rechazado el mecanismo de pago porque necesitan liquidez.

Los haberes pendientes con GAD e IESS, en cambio, sumaron hasta julio USD 1 412 millones. El Gobierno intenta llegar a acuerdos con ambos sectores para definir mecanismos y cronogramas de pago.

Pablo Ramón, de Constructores Positivos, dijo que en obra pública la inversión bajó, desde hace tres años, entre 50% y 60%. “Lo poco que hay son proyectos puntuales. 70% de los proveedores debe estar sin trabajo”.

Ingreso por crudo fue de 12 millones el mes pasado

El Fisco apenas recibió USD 12 millones por ingresos petroleros el mes pasado y USD 334 millones durante los primeros siete meses. La situación compleja que ha atravesado el sector se debe a la caída internacional de los precios del crudo, con niveles drásticos en abril, a la paralización del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (Sote) y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP), por la erosión en la zona de San Rafael. A esto se suma el riesgo de contagios, que ha ocasionado para temporales en algunos campos.

Xavier Orellana, asesor empresarial, dijo que la situación para el sector sigue inestable. Se calcula que en lo que resta del año el piso del precio del barril de WTI pueda estar en USD 35 y el techo, en 50. El precio del crudo de Ecuador, que se vende con castigo, podría estar en 34,50 en promedio este año.