Vida

Ecuador firmó convenio con hospital pediátrico de Estados Unidos

Ecuador firmó convenio con hospital pediátrico de Estados Unidos

El Ministerio de Salud Pública del Ecuador y el Hospital Saint Jude Children’s Research de Estados Unido firmaron un convenio, la mañana de este miércoles 28 de octubre del 2020. Se concretó con el impulso de la Vicepresidencia de la República. El objetivo: mejorar las condiciones de ambos centros pediátricos públicos y profesionalizar al personal médico para la atención de niños con enfermedades catastróficas en el país.

¿Qué se obtendrá a través de este acuerdo? Cooperación técnica para la atención asistencial, investigación, capacitación y fortalecimiento del talento humano que permitirá mejorar los procesos de gestión, innovación y tratamiento de esta enfermedad que afecta anualmente a aproximadamente a 1 000 niños en Ecuador, precisó la Vicepresidencia. El cáncer es la segunda causa de muerte en América Latina. En Ecuador, el 52% de casos corresponde a leucemia y solamente uno de cada dos niños sobrevive, mientras en países desarrollados nueve de cada 10 logran superar la enfermedad.

Ante esa situación se puso en marcha el Círculo Manos que Alivian, con enfoque en la humanización del servicio público y fortalecimiento de capacidades científicas y de investigación que permitan una mayor esperanza de vida. María Alejandra Muñoz, vicepresidenta, destacó: “en medio de la tragedia del dolor de un niño enfermo y de su familia, es responsabilidad del estado ecuatoriano dar respuesta oportuna con un servicio de salud profesionalizado, con capacidades suficientes, con la posibilidad de intercambios de información sobre nuevos y más avanzados tratamientos, con segundas opiniones, con investigaciones conjuntas para tener acceso a diagnósticos más precisos y para implementar los protocolos que permitan aumentar la esperanza de vida de los más pobres, los que carecen de lo básico, de la salud, más aún si se trata de niños”.

El Saint Jude Children's Research es un hospital con sede en Memphis, Tennessee, en Estados Unidos, reconocido como el más relevante en términos oncológicos pediátricos en Estados Unidos y uno de los más importantes en la investigación científica para combatirlo en el mundo. Su misión, indicó la Vicepresidencia a través de un comunicado, es promover, mediante la investigación médica, los tratamientos, curas y medios de prevención de las enfermedades pediátricas catastróficas.


En este marco, mantiene una iniciativa global para mejorar la supervivencia de niños con cáncer y enfermedades hematológicas potencialmente mortales en países de ingresos medios y bajos. Su vicepresidente Ejecutivo, Carlos Rodríguez Galindo, destacó la labor que realizan a través de la cooperación con diversos países para que ningún niño muera en el mundo por alguna enfermedad, “podemos juntos avanzar en el cuidado de los niños con cáncer en Ecuador, estamos muy comprometidos a que esta colaboración siga adelante”, dijo durante su intervención en el acto, mediante videoconferencia, desde Memphis, Estados Unidos.

Como parte del trabajo para la atención integral a la infancia, en septiembre pasado, también se firmó un convenio de cooperación entre el Hospital San Juan de Dios de Barcelona, España, y el Ministerio de Salud Pública, con el objetivo de, por un lado, profesionalizar y humanizar el servicio de médicos y enfermeras de los hospitales pediátricos Francisco de Icaza Bustamante, en Guayaquil, y Baca Ortiz, en Quito, relacionados con la atención de niños en las áreas de oncología, y por otro, apoyar procesos de investigación de enfermedades raras, de innovación y de atención integral al entorno del enfermo.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dijo que “desde la ciencia, los recursos humanos y de esta labor de cooperación se contribuye a disminuir el sufrimiento de un niño y de su familia. St. Jude nos ofrece esta gran ayuda para aportar en el tratamiento de los niños y niñas sin importar de donde vengan”.

La vicepresidenta, María Alejandra Muñoz, anotó: “para aquellos padres que hoy atraviesan el dolor de la enfermedad de sus hijos, escuchar el nombre Sr. Jude Childrens Hospital, es una esperanza. Un hospital que inició con una supervivencia del 20% en términos de cáncer infantil y que llegó al 80%. Un hospital que inició con una tasa de supervivencia del 4% en leucemias linfoblásticas agudas y que hoy su tasa de supervivencia en este tipo de enfermedades es del 94%. A través de la investigación permanente, innovación, y calidad humana, compartiendo con el mundo su misión y sus conocimientos. Gracias al Hospital St. Jude por ser un ejemplo de que nada de lo que hagamos será bueno si solo es para beneficio propio, sino que cobra sentido cuando alguien más se ve beneficiado”.