Vida

Ecuatorianos residentes en EE.UU. relatan cómo viven las protestas por la muerte de George Floyd

Ecuatorianos residentes en EE.UU. relatan cómo viven las protestas por la muerte de George Floyd

En más de 147 ciudades de Estados Unidos (EE.UU.) se han registrado protestas tras la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd. Las movilizaciones en rechazo a la violencia policial y al racismo han escalado de tono y las autoridades de los diferentes condados han tomado medidas para contener los actos vandálicos.

En Estados Unidos residen legalmente más de un millón de ecuatorianos, según datos del Ministerio de Relaciones Exteriores. Este martes, 2 de junio del 2020, compatriotas contaron cómo han vivido las movilizaciones en ese país.

Kathy Vallejo, ecuatoriana residente en el distrito del Bronx, Nueva York

En verdad las protestas han estado extremas. Estoy en Nueva York desde hace diez años. Yo trabajo cerca de la Quinta Avenida y veo que las tiendas se han ido preparando para los efectos de los saqueos. Desde el segundo día de protestas ya colocaban tablas para resguardar los locales. Los latinos apoyan la causa, sobre todo en redes sociales. Las medidas que han tomado las autoridades me parecen severas. Ni por el covid-19 hubo toque de queda. Pero sí se ordenó esa restricción por las protestas. Me parece que el Presidente (Donald Trump) no tiene la intención de unificar al país. La comunidad ecuatoriana se ha pronunciado más por el tema de la afectación social del coronavirus, sobre todo en Queens. Ellos repartían alimentos diariamente para las personas de bajos recursos, especialmente latinos.

Javier Iza, residente en Los Ángeles, California

Lo que vemos es crítico para los ecuatorianos y para la mayor parte de gente que está viviendo esta situación, pues nunca nos imaginamos que podía pasar algo así aquí. Cuando creíamos que nos íbamos a recuperar del coronavirus, que nos ha mantenido dos meses encerrados, vino esta situación por el caso mundialmente conocido de George Floyd. Ahora el pueblo, en todos los estados de EE.UU. está pidiendo que los enjuicien criminalmente a los cuatro policías involucrados en el caso. No solo al responsable directo. Pero estamos preocupados por la situación que vivimos, porque puede escalar a un grado más alto. Las autoridades no se han manifestado ante este pedido del pueblo y por eso siguen en las calles.

Hay que aclarar que también se han mezclado criminales bien organizados que están destrozando los negocios e incluso los incendian. Me parece que la Policía ayer actuó con más severidad, hubo más detenidos, hubo violencia, pero creo que la fuerza pública respondió de manera organizada. También han existido manifestaciones pacíficas, y creo que así han sido la mayoría.

Marco Lascano, residente del distrito de Queens, en Nueva York

Yo ya vivo 11 años acá y es la primera vez que estoy evidenciando esta situación. Los latinos apoyamos las manifestaciones pacíficas, en rechazo a la violencia policial y al racismo. Pero no al vandalismo. Parece que esto se está saliendo de control. Vemos que se reportan muchos saqueos, destrucción de los bienes privados. Por todo eso el Gobernador ya ordenó toque de queda en New York. Hace poco intentaron prender fuego al estadio de los New York Mets, que se llama Citi Field. Eso es cerca de donde vivo. Hay mucha información circulando de presuntos incitadores en las protestas. Esperamos que la calma vuelva.

Andrés Silva, ecuatoriano en Irvine

En Irvine, California, hubo una protesta muy pacifica, que contó con el respaldo de la Policía. Es decir, ellos también se arrodillaron, como una forma simbólica de dar tributo a George Floyd, pero a la par es una forma de protesta en contra del abuso de autoridad. En el estado de California se ha visto que los Sheriff (Alguaciles) llegaron a acuerdos con los organizadores de las marchas, en algunas ciudades. Pero en otras localidades vecinas, específicamente en Santa Ana, que está a unos 10 minutos de donde vivo, si hubo destrucción de propiedad privada y saqueos. En mi ciudad no hubo toque de queda, sin embargo, cerraron muchos negocios como medida de protección. En principio vi que la comunidad latina respaldó las marchas, pero cuando se empezó a salir de control creo que se perdió el respeto por la protesta y muchos dejaron de apoyarla como tal.