Vida

El incremento de los casos de robo de reses fue denunciado por ganaderos de la Costa del Ecuador

El incremento de los casos de robo de reses fue denunciado por ganaderos de la Costa del Ecuador

El incremento del robo de ganado en Santo Domingo de los Tsáchilas, occidente del Ecuador, fue analizado por las autoridades este miércoles 25 de noviembre del 2020.

Una de las primeras decisiones que se tomó a partir de las denuncias reportadas por los ganaderos fue activar la mesa de abigeato para hacer más efectivos los operativos para contrarrestar este delito.

Según datos de la Policía, hasta noviembre de 2020 se han reportado 46 casos de abigeato en la tierra tsáchila.

Pero los ganaderos dicen que son más de 100 reses las que se han sustraído solo entre el 16 y 23 de noviembre pasado.

A escala nacional se reportaron 1 150 de estos atracos. Afectados de Manabí, Guayas y Los Ríos participaron de una reunión que se realizó en la Asociación de Ganaderos de Santo Domingo.

En esa cita estuvieron funcionarios judiciales, autoridades de la Gobernación y Policía. Ahí los agentes insistieron que se debe denunciar para iniciar las investigaciones.

El presidente de la Asociación de Ganaderos, Jorge Garzón, dijo que el nivel de violencia es preocupante. “Los cuatreros ya no solo someten a los cuidadores, sino que les dejan amenazas indicándoles que irán contra su familia si colaboran con datos en las denuncias”. Uno de esos trabajadores fue precisamente herido tras un asalto ocurrido la semana pasada en la vía Santo Domingo-Quevedo.

Los delincuentes golpearon a cuatro de ellos que estaban al frente de la seguridad de una finca donde estaban las reses de alta genética, que luego fueron llevadas con destino a Cotopaxi. Uno de los trabajadores recibió varios disparos en su cuerpo y debió ser ingresado de urgencia a una casa de salud.

De acuerdo con investigadores, las publicaciones que se hacen en redes sociales para pedir información sobre el paradero de los semovientes es otra forma de agravar el delito.

Los cuatreros se enteran de la búsqueda y a través de otras personas empiezan a dar información a cambio de que les den dinero. Un agente de la Unidad de Investigaciones contra el Abigeato de la Policía indicó que muchas veces esas negociaciones no se concretan y ocurren estafas.

Ayer precisamente circularon dos anuncios por redes sociales sobre el robo de reses. El afiche dice que el atraco de seis vacas sucedió en la zona de La Celica y ofrecen USD 1 000 de recompensa por información del ganado y USD 2 000 por la de cuatreros. Más adelante aparecen los números telefónicos.

En otra publicación también se anuncia una recompensa por la desaparición de dos vacas en el recinto Damas, parroquia Alluriquín. En ese caso los delincuentes se sustrajeron dos animales de la raza brown swiss y pardo suizo.

Los ganaderos denuncian que el ganado de alta genética ahora es el blanco de las bandas organizadas. De hecho, los 100 semovientes que se robaron en una semana corresponden a ese segmento. Para cada ganadero las pérdidas ascienden a USD 10 000 y por eso hacen esfuerzos para colaborar en las pesquisas para dar con el paradero de sus animales.