Vida

Estudio afirma que tener amigos es bueno para el cuerpo y el alma

Estudio afirma que tener amigos es bueno para el cuerpo y el alma

Ni pocos, ni muchos, sino los mejores, aquellos con quienes nos sintamos más cómodos, al igual que con nuestros zapatos, como dicen algunos dichos que vemos por ahí. Encontrar los verdaderos amigos puede que sea una tarea que nos lleve toda la vida.

Lo primero que nos enseñan cuando vamos al kinder es precisamente a socializar para acostumbrarnos a que la vida se vive en sociedad; que no es mi mundo, sino nuestro mundo y allí empieza el camino para encontrarnos con las personas con quienes sentimos mayor afinidad.

Sin embargo estas personas puede que pasen por nuestra vida y se queden o que también se vayan, por eso muchas veces quienes eran nuestros amigos en la escuela, no lo son más en el colegio y lo mismo ocurre después de esta etapa. Todo esto porque las personas cambian y quienes nos rodean también cambian y se empizan a llevar mejor con otras personas y a nosotros nos sucede lo mismo.

Pero sea cual sea nuestro círculo social, lo importante es no quedarse solo, porque esto podría ser perejudicial para la salud, indican expertos. Hasta hace poco nadie conocía los beneficios de tener buenos amigos y que esto incluso puede influir en la longevidad de las personas, pero ya algo se imaginaba Roberto Carlos al momento de escribir una canción tan pegajosa como "Un millón de amigos" con la que motivó a toda una generación en los ochenta a rodearse de gente para ser más feliz.

En fin, existen pruebas que demuestran que nuestras relaciones, incluidas las amistades, afectan a la salud a un nivel muy grande y también pueden afectar nuestra psicología y motivación, también la función y estructura de nuestros órganos y células, explica la periodista científica estadounidense, Lydia Denworth, en su libro 'Friendship: The Evolution, Biology, and Extraordinary Power of Life’s Fundamental Bond'.

En Estados Unidos, el 20% de la gente se considera solitaria y según recoge una publicación del "New York Post". Otro 5% llega a tener entre cinco y seis amigos y otro 5% no tiene amigos cercanos, Denworth define a los amigos "cercanos" como "aquellos sin los que no puede imaginarse la vida", en este grupo entran los familiares y cónyuges.

Pero quienes llevan vidas solitarias tienen mayores probabilidades de enfermar que los que están rodeados de gente, no en vano hay otro dicho que manifiesta que los amigos son buenos para el alma, con estos estudios, nos queda claro que para el cuerpo también.

Por ello las consecuencias de la soledad podrían ser un factor de riesgo para la salud. Desde la publicación de un artículo en 'Science' estar solo podría llevar a una persona a desarrollar obesidad, hacerse adicta a vicios como el tabaquismo y no realizar ejercicio físico.

Un metaanálisis realizado a 308.000 personas en 2010 concluyó que hay un 50% más de probabilidad de supervivencia para aquellas personas que tienen relaciones sociales más fuertes. Y otros estudios enumeran aún más factores de salud relacionados con la soledad: depresión, baja calidad del sueño, presión arterial elevada, mayor agresividad y estrés. Además, los lazos sociales fuertes podrían prevenir la demencia.

Otros estudios muestran que las personas más solitarias tienden a tener niveles más altos de inflamación en el cuerpo, lo que, como señala Denworth, "es como un fertilizante genérico para casi todas las enfermedades que nos afectan".

Estas relaciones poco saludables tienen efectos negativos en una amplia variedad de problemas para la salud: niveles de inflamación, envejecimiento, presión arterial e incluso mayor calcificación arterial. Esto es cierto no solo para las relaciones más cercanas, también para las más distantes, como los compañeros de trabajo y los vecinos. Lamentablemente, alrededor del 50% de los casados (y en algunos estudios hasta el 77%) ven a su cónyuge de manera ambivalente, según los investigadores de la Universidad Brigham Young.

Denworth argumenta que las redes sociales son realmente buenas para las amistades, especialmente para las personas mayores. Una encuesta de Pew a grupos de redes sociales mostró que "relaciones más fuertes en todos los ámbitos supusieron un mayor apoyo social, recibiendo asesoramiento, compañía, ayuda cuando estaban enfermos". (I)