Vida

Hospitales de Santo Domingo amplían áreas por un nuevo repunte de covid-19

Hospitales de Santo Domingo amplían áreas por un nuevo repunte de covid-19

Los hospitales de Santo Domingo de los Tsáchilas activaron sus planes de contingencia ante un nuevo desborde de casos de covid-19.

Esta provincia registra un considerable incremento de pacientes en dos de sus hospitales, cuyas áreas de cuidados intensivos llegaron al límite de su capacidad desde mediados de diciembre.

Ante esa situación, los sanatorios del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y Gustavo Domínguez utilizan otras áreas para atender el aumento de demanda de usuarios.

Esto se ejecuta desde hace dos semanas, cuando subió el número de casos de personas contagiadas con el virus por la desobediencia ciudadana. Esto ha saturado la capacidad del sistema sanitario, asegura el gobernador de la provincia, Adrián Granizo.

En el primero, por ejemplo, se hizo una redistribución para ampliar el número de camas de 18 a 35, para la hospitalización.

En áreas como ginecología, centro obstétrico, cirugía y medicina interna se encuentran espacios disponibles. Actualmente, hay 16 camas ocupadas con pacientes menos graves, mientras que en cuidados intensivos todas las seis están llenas.

Se instalaron dos espacios más que serán utilizados estos días, porque hay personas en espera para ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En el Gustavo Domínguez se habilitó un área que se asemeja a una UCI; esta se encuentra en el servicio de emergencia.

Fue una medida inmediata que adoptaron las autoridades, para mantener a los enfermos graves que ya no ­pueden ser trasladados a otras provincias.

Las 14 camas de la UCI de esa casa de salud están copadas y no hay altas hospitalarias programadas para estos días. En un último informe de la semana pasada, los médicos de ese hospital informaron que 123 pacientes fueron enviados a Guayaquil, Quito y Manabí.

Pero luego se suspendieron las referencias, porque esas casas de salud indicaron que no tienen más espacios.

Otra resolución que piensan poner en marcha en esta provincia es disminuir paulatinamente la atención en consulta externa.

La idea es que los médicos que se ocupan de esas áreas pasen a atender en los sitios destinados a pacientes con covid-19.

Para ampliar la atención de estos casos, el Municipio anunció que se renovará el contrato con 52 profesionales de la medicina, quienes trabajaron entre junio y agosto, cuando hubo un incremento de contagios.

No hay un dato exacto sobre el número de enfermos que esperan por un área equipada con ventiladores mecánicos y oxígeno. No obstante, en un audio difundido en redes sociales se escucha a una persona que comenta: “En el Gustavo Domínguez hay muchos casos, hoy día incluso está colapsada hasta la morgue, se murieron en la emergencia, en la UCI y en el piso”.

Este hospital no negó ni descartó esta situación, pero convocó a los medios de comunicación a un conversatorio. Las autoridades explicaron que la letalidad por el virus es preocupante, ya que se ubica en un 36%, cuando generalmente debe estar por debajo del 20%.

Insistieron en que es necesario que se vuelvan a imponer estrictas medidas de contención para reducir este impacto en la población.

En la provincia, la incidencia de infectados empezó a subir ligeramente en noviembre, en un 1,53%; en diciembre pasó a 1,63%.

Debido a ello, la Intendencia de Policía, el Cuerpo de Bomberos y la Seguridad Ciudadana del Cabildo realizan estrictos controles para que se utilicen correctamente las mascarillas y los desinfectantes. La semana pasada, en las avenidas 29 de Mayo y Quito fueron sancionadas unas 20 personas, porque no usaban tapabocas.

Adicionalmente, las brigadas médicas y clínicas móviles realizan recorridos en búsqueda de nuevos pacientes contagiados.

El viernes pasado, en una sola jornada hasta el mediodía, 20 personas recibieron un diagnóstico positivo de coronavirus. Este dato alarmó a los médicos que atienden en un área del parque central Zaracay, en el centro de la ciudad.