Vida

JJr: Lucas Napolitano y su 'Cholo blues': Calle, pero elegante

JJr: Lucas Napolitano y su 'Cholo blues': Calle, pero elegante

El pasado viernes, en Paradero Arte y Café (Urdesa central, Guayacanes 215 y calle 2.ª), el músico guayaquileño Lucas Napolitano presentó su EP debut Cholo blues (disponible en todas las plataformas de distribución digital). Esta cita tuvo como invitados a la novel agrupación Mamito.

Daniel Maruri (voz, teclado), y Sebastián Peralta (guitarra, voz) lideraban la agrupación Mamito, que inició la noche con un corto repertorio, en el que las melodías sencillas y ritmos bailables acompañaban a las letras simples y burlonas, que considero son propias de su juventud. Si su genuina intención era hacer reír al –joven– público que los acompañó, lo lograron y eso –para mí– está bien. De inmediato y casi sin hacerse esperar, el heredero del legado que trae consigo el apellido Napolitano apareció con sus compañeros de banda, Miguel Merchán (bajo) y Carlos Sánchez (batería), para interpretar lo que mejor les sale: el blues. Empezaron su intervención con un cover de Muddy Waters, Got My Mojo Workin, solo para darle paso a Dejaste en mí el blues, uno de los temas que conforman su primer trabajo de estudio.

“Esto es blues ecuatoriano, blues cholo”, dijo Lucas, al momento de dirigirse a los asistentes de manera un poco tímida, ya que –por supuesto– prefería dejar que su guitarra diga todo.

La cabaña y Me quedo con mi blues también fueron interpretadas entre aplausos y vítores de gente que no paraba de gritar “toca, Napo, toca”; y es que precisamente los Napolitano tienen una extensa historia y vínculo junto al blues.

Desde Héctor (padre de Lucas), hasta su primo, el legendario guitarrista argentino Norberto ‘Pappo’ Napolitano. Tener ese apellido en el escenario es garantía de calidad.

Lucas invitó a algunos colegas músicos a ‘solear’, entre ellos Eduardo Vallén (Rumichaca), Andrés Noboa y, por supuesto, a su padre, para una excelente versión de la recordada canción Platos sucios.

Un muy buen show, que cumplió con su cometido: hacer que todos sientan el blues. (O)