Vida

Joey King, la camaleónica protagonista del filme 'The Kissing Booth 2', de Netflix

Joey King, la camaleónica protagonista del filme 'The Kissing Booth 2', de Netflix

Con tan solo 21 años de edad, Joey King está construyendo una carrera camaleónica en el campo de la actuación. Siendo capaz de personificar a una enérgica adolescente en busca del amor romántico en The Kissing Booth (El Stand de los besos), que días atrás estrenó su segunda parte en Netflix y se ubica entre las 10 favoritas de usuarios en el país, o a una anímica joven atrapada en una turbulenta relación de madre e hija en The Act, emitida por la plataforma Hulu.

Esta última le consiguió su primera nominación a los premios Emmy como mejor actriz, lo que demuestra que King, tal y como canta Alicia Keys en Girl On Fire, está ardiendo. Recientemente, la actriz fue elegida para protagonizar A Spark of Light, una serie limitada basada en la novela homónima de Jodi Picoult, según detalla el portal de entretenimiento Deadline.

Pero el primer gran acierto en la carrera de esta joven actriz se remonta al 2010, cuando junto con Selena Gómez protagonizó la película infantil Ramona And Beezus.

Nacida el 30 de julio de 1999 en Los Ángeles, a los 4 años, Joey debutó en la actuación, primero con comerciales como la publicidad que hizo para los cereales Life. Y luego de su trabajo con Gómez le llegó una ola de papeles principales en diferentes películas taquilleras como Crazy, Stupid, Love, The Dark Knight Rises, The Boxcar Children y la producción de Netflix que terminó por catapultarla The Kissing Booth (El Stand de los besos).

En la secuela de la producción repitió protagónico con Jacob Elordi, quien, además, fuera pareja sentimental de la oriunda de Los Ángeles. En el reciente filme se debate por sus sentimientos hacia Marco, interpretado por Taylor Zakhar.

Pero fue su rol de Gypsy Rose Blanchard, en The Act, de Hulu, el que terminó por mostrar las habilidades histriónicas e interpretativas de King. Un trabajo tan bien hecho que le otorgó a la artista sus primeras nominaciones a los premios Globo de Oro y Emmy.

El programa es una adaptación del trágico caso de la vida real de la estadounidense Dee Dee Blanchard, quien padecía lo que se conoce como síndrome de Munchausen por Proxy (MSBP). Se caracteriza por un comportamiento de búsqueda de atención de un cuidador, pero aquí aplicado a otra persona.

Gypsy Rose, su hija, creía que había nacido con la capacidad mental de una niña de 7 años y que tenía muchas discapacidades y enfermedades, desde distrofia muscular, leucemia y asma, todo debido a su nacimiento prematuro. Pero la realidad es que no tenía ninguna de esas enfermedades y era su madre la que hacía creer esa mentira. El resultado de aquella historia fue el asesinato de Dee Dee por parte del novio de su hija, Nick Godejohn.

Trama que, junto a la actuación abrumadora y controlada de King, logró posicionarse como una de las mejores producciones de Estados Unidos el año pasado, según detalla IMDb. (E)