Vida

Jubilaciones con carné de discapacidad subieron casi 2.100%

Jubilaciones con carné de discapacidad subieron casi 2.100%
La corrupción habría llegado hasta las jubilaciones del Instituto de Seguridad Social. Esa es la sospecha que tienen al interior de dicha institución, y que los ha llevado a hacer una investigación interna.
De ser ciertas las sospechas, decenas de afiliados se habrían beneficiado con un carné de discapacidad adquirido de forma ilegal y actualmente el IESS les estaría pagando una jubilación anticipada.
Según el presidente del Directorio del IESS, Jorge Wated, lo que prendió las alarmas fue el incremento desproporcionado de este tipo de jubilación.
En el 2014, según el Instituto de Seguridad Social, 189 personas se jubilaron con un carné de discapacidad, pero esta cifra ha ido aumentando drásticamente hasta llegar al 2018, cuando se incrementó a 1.786 afiliados que se jubilaron con este documento. En el 2019, subió a 3.899; es decir, en 5 años se registró un incremento de 2.100%.
Se piensa que incluso durante la pandemia y pese a estar suspendidos los servicios públicos, esta red siguió operando, pues desde enero hasta junio de 2020, 2.247 personas también lograron jubilarse de forma anticipada argumentando discapacidad.
Wated, sin embargo, aclara que no se puede afirmar que todos sean casos irregulares y por eso empezaron una auditoría.
Los tipos de discapacidad por la que se han jubilado anticipadamente son física con el 56%, intelectual 16%, auditiva y visual 11% y otros con el 6%.
La autoridad del IESS menciona que están elaborando una lista con los nombres de todas las personas que se han beneficiado de una jubilación anticipada y en los casos donde se registre alguna irregularidad la información será enviada a la Fiscalía para que investigue penalmente a los implicados.
A criterio del abogado Paúl Vergara, se trata de un perjuicio económico al Estado pues en condiciones normales un trabajador necesita como mínimo 480 aportaciones al seguro, mientras que con estos carnés fraudulentos lo pueden hacer con aproximadamente la mitad.
Los entrevistados recalcan que tener un carné de discapacidad no es ilegal, el problema está en fingir una condición médica que realmente no se tiene o en obtenerlo por medio de mafias, en las que incluso podrían estar involucrados funcionarios públicos.