Vida

La atención de las emergencias se modificó en Ecuador, por el coronavirus

La atención de las emergencias se modificó en Ecuador, por el coronavirus

Las riñas callejeras, robos, ataques violentos, heridos y otros incidentes relacionados con la seguridad de los ciudadanos se han reducido en el país, tras la emergencia sanitaria causada por el coronavirus, informó este 9 de abril del 2020 Juan Zapata, director general del ECU-911.

Este tipo de sucesos que representaban usualmente la primera causa de las emergencias que se reportaban a través del ECU-911 cada año, ahora pasaron a segundo plano. En su lugar, ahora este sistema -que integra a personal de salud, policías, bomberos, gestión de riesgos y otros- atiende principalmente casos relacionados con gestión sanitaria.

Esta categoría (gestión sanitaria) incluye la atención de pacientes que refieren problemas respiratorios, seguimiento de las personas que realizan aislamiento preventivo obligatorio, aglomeraciones, incumplimiento del toque de queda, denuncias sobre la obligación de ejercer trabajos no autorizados en esta emergencia, alertas sobre quienes habitan en la calle y levantamiento de cadáveres. “Son nuevas dinámicas las que debemos cumplir a partir del 12 de marzo”, precisó Zapata.

En total, la atención de estos casos ascendió a 118 713 entre el 12 de marzo al 7 de abril del 2020. Esto representa un crecimiento del 171% con relación al mismo periodo del año anterior. Entonces hubo 43 739.

Con relación al total de emergencias, gestión sanitaria representó el 32% de las atenciones realizadas en el mencionado lapso. Antes era el 15%, porque en ese entonces se concentraban en la asistencia de personas desmayadas, caídas, heridas en un accidente y otros.

Entre el 12 de marzo al 7 abril 2020 hubo 1 035 169 llamadas. Se tratan un 7,3% más frente al mismo periodo del año anterior. Aunque el mal uso de esta línea persiste.

Luego de gestión sanitaria se encuentran las atenciones relacionadas con seguridad ciudadana y tránsito y movilidad. Sin embargo, en estas categorías también se ha modificado las necesidades.

Actualmente, el personal se enfoca principalmente en el cumplimiento de las disposiciones que rigen en esta emergencia sanitaria. Es decir, se verifica que se cumpla con las medidas de restricción vehicular y de movilidad, se controla la especulación de precios, las ventas callejeras y otros. “Los delitos han disminuido, porque la mayoría de personas está en su casa”, enfatizó Zapata.

Los accidentes de tránsito, que era una de las principales causas de muerte en el país, también se redujeron. María Paula Romo, ministra de Gobierno, informó en Twitter que el número de siniestros o accidentes ha caído en un 48% y los fallecidos por esta misma en un 46%, por la emergencia sanitaria.