Vida

La población de Esmeraldas se entrena con cuatro carros simuladores sísmicos que recorren la provincia

La población de Esmeraldas se entrena con cuatro carros simuladores sísmicos que recorren la provincia

Cuatro vehículos simuladores de sismos funcionan en los cantones de la provincia de Esmeraldas para entrenar a la población y para sepa qué hacer ante un sismo de hasta 10 grados en la escala de Richter.

La preparación empezó desde el lunes 18 de enero del 2021. En la ciudad de Esmeraldas se han instalado en la Plaza Cívica y la Isla Luis Vargas Torres, dos sectores que figuran en el mapa de riegos ante una alerta de tsunami.

Cristhian Terán, coordinación Zonal 1 del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, explicó que se han coordinado todas las acciones para reducir la vulnerabilidad de las personas frente a eventos adversos y fortalecer las capacidades para la prevención, mitigación preparación y respuesta ante emergencias y desastres.

A través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) se entregaron al país vehículos simuladores de sismo, para educar a los ciudadanos y enseñar las medidas básicas de respuesta ante este evento peligroso, explica Terán.

Los carros simuladores también han estado en San José de Chamanga del cantón Muisne, una de las parroquias más afectadas por el terremoto del 16 abril de 2016. Allí, las personas acudieron para simular un terremoto y medir la capacidad de respuesta.

Roberto Acevedo, habitante de Chamanga, señaló que unos 300 habitantes acudieron para entrenarse y seguir las recomendaciones de uno de los instructores que, durante el ejercicio, les pidió protegerse debajo de la mesa, asientos y tomar la posición correcta.

“En la población existe pánico entre la gente, porque el terremoto de 2016 provocó la caída de las casas, muelle, postes de energía y embarcaciones afectadas”, recuerda Acevedo, que perdió un hostal en el centro de la parroquia.

El carro simulador también está en la isla de Muisne, otra zona impactada por el terremoto. En los barrios aún están los vestigios de las construcciones destruidas, especialmente en San Rosa, uno de los más afectados.

Esta tarea también se efectúa en la plaza central de Atacames. “La simulación sísmica es un buen entrenamiento que debe hacerse en todo el país, ahora que está temblando la tierra”, dijo Luis Anchundia, uno de los turistas que participó en el ejercicio.

Entre viernes 22 y sábado 23 de enero, los carros simuladores estarán en Rioverde, San Lorenzo y Eloy Alfaro, para cerrar el recorrido que empezó el lunes a propósito de los movimientos registrados en Esmeraldas desde el 8 de enero, por el enjambre sísmico.

En Esmeraldas se realizaron ejercicios de simulación de sismos. Foto:  Marcel Bonilla / EL COMERCIO