Vida

Los beneficios del cacao, un 'superalimento' que surgió en la Amazonía

Los beneficios del cacao, un 'superalimento' que surgió en la Amazonía

El cacao aporta importantes beneficios a la salud. Es considerado un "superalimento" porque contiene más de 50 nutrientes y componentes bioactivos como los polifenoles, que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Además, aporta energía, contribuye a mantener el peso ideal 0 mejora el estado de ánimo.

Orígenes

Su producción en América data de hace muchos siglos, incluso antes de la llegada de los españoles. Estudios realizados en el cantón Palanda (Zamora Chinchipe) indican que por lo menos una variedad de Theobroma Cacao (nombre científico del cacao) tiene su origen en la Alta Amazonía, de acuerdo con la evidencia arqueológica hallada en la cultura denominada Mayo –Chinchipe donde se confirmó el uso del cacao desde el 3300 a.C. en el yacimiento Santa Ana –La Florida.

Desde fines del siglo XVIII, el cacao se convirtió en un producto estratégico en la vida del Ecuador. Hacia 1906 el país ocupó el primer lugar en producción de cacao en el mundo; hasta 1913 se mantuvo como el primer exportador de cacao al proveer entre 15-25% de la demanda internacional.

Ecuador cultiva principalmente dos tipos de cacao:

Beneficios para la salud

Consumir cacao de forma regular tiene un impacto en la salud y también sirve como medida de prevención de enfermedades cardiovasculares, neurológicas o del metabolismo.

En este sentido, se ha observado que el principal componente graso de la teobromina y de los flavonoides, el ácido esteárico, es un ácido graso saturado que no aumenta el colesterol sanguíneo cuando se consume. Tampoco altera negativamente la glucosa en personas con sobrepeso y ayuda a controlar mejor el riesgo de diabetes e hipertensión.

Los componentes del cacao también pueden regular el metabolismo hormonal, concretamente de los corticoides, lo que supone una ayuda adicional para evitar problemas de salud causados por la obesidad. Incorporar este alimento en la dieta, acompañado de actividad física regular, podría reducir el riesgo de diabetes y enfermedad cardiovascular en personas obesas.

Algunos de sus componentes estimulan las defensas naturales del organismo y, además, puede reducir la sensibilidad de la piel a la radiación ultravioleta procedente del sol. De esta manera, puede ser un buen aliado para mejorar la textura de la piel, densidad, grosor y resistencia ante las arrugas.

Al igual que favorece a la salud cardiovascular, los flavonoides del cacao facilitan la dilatación de las arterias renales porque regula el aporte de oxígeno y de nutrientes que llegan a estos órganos. Asimismo, algunos estudios señalan que la teobromina previene la formación de piedras en el riñón.

Cacao vs chocolate

Hay que tener claro que no es lo mismo el cacao que el chocolate.

El cacao, cuando es desgrasado y en polvo es un ingrediente de varios alimentos apreciados como bebidas o batidos, helados, pasteles, galletas, etc. Su sabor es amargo.

El chocolate en cambio es un alimento compuesto del cacao, la manteca de cacao, azúcar y a menudo otros ingredientes (azúcar, leche en polvo, frutos secos, etc).

Dependiendo del tipo de chocolate, su sabor va del amargo al muy dulce. El chocolate es un alimento que debe consumirse con moderación, ya que la manteca de cacao que se utiliza en su elaboración, la leche y los frutos secos lo hacen un alimento con más cantidad de calorías y grasas. (I)

Fuentes: Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao)/Observatorio del cacao/Agencias/visit.ecuador.travel/