Vida

Ministro de Defensa: 'No hay seriedad para valorar que somos parte de Convemar'

Ministro de Defensa: 'No hay seriedad para valorar que somos parte de Convemar'

Oswaldo Jarrín es General retirado de las FF.AA. Llegó al cargo en 2018 como el primer exmilitar, tras 12 años en los que únicamente hubo civiles. En el 2005 ocupó ese cargo en el gobierno de Alfredo Palacio. En la Guerra del Cenepa, en 1995, fue director de Operaciones del Ejército

¿Cuál es la problemática de la pesca cerca de las islas Galápagos, en un contexto geopolítico?

Es un problema geopolítico. Solo que haría una pequeña modificación: en la actualidad, la importancia no está en la geopolítica únicamente, sino en la geoeconomía. Esta se caracteriza porque los países desarrollan un potencial tecnológico para proyectar su poder, para controlar áreas importantes, como es la altamar, en la proximidad de nuestra zona económica exclusiva. El objetivo central es la obtención de recursos que incrementen su economía. Y, adicionalmente, hay influencia que ha proyectado su poder marítimo a las costas del Pacífico americano.

Pero para que se aplique la geoeconomía deben existir objetivos estratégicos. En el Libro Blanco de China, sus objetivos son: no ejercer hegemonía, esto va dirigido a EE.UU.; no participar en asuntos internos; buscar el mutuo beneficio con los países en donde se encuentren; y buscar el diálogo para solucionar conflictos. Estos cuatro objetivos estratégicos de la política de defensa china acompañan a la geoeconomía de los problemas que se presentan en la actualidad.

¿Cómo nos beneficia estar en la Convemar en esta situación geoeconómica?


Si pertenecemos a la Constitución de los Mares estamos representados por la Convemar y 168 países. Esto significa que vivimos una época de multilateralismo, de derecho internacional. No se puede establecer un criterio aislado, como se ha dicho en algunos discursos ridículos, indicando que el patriotismo debe exigir que se regrese a las 200 millas marinas, conforme fue declarado anteriormente. Estamos en un mundo globalizado, donde el derecho se fundamenta en las organizaciones internacionales y en el respaldo ­a los derechos en el mar.

EE.UU. se ha pronunciado a favor de Ecuador. ¿Estamos en un tira y afloja entre EE.UU. y China? ¿Cómo aprovechar esa situación?

No necesariamente tiene que estar un país en la Convemar para tener intereses compartidos. En el caso de EE.UU., no pertenece a la Convemar pero sí tiene intereses. Cuando dice qué va a hacer ante esta situación, realmente es un punto de gran interés y caracteriza la geoeconomía. Cuando yo explico cuáles son los objetivos estratégicos de China, con base en ellos se dan los resultados. Y es que está estableciendo una moratoria que permite que China y Ecuador tengan una inspección a bordo, considerando que los buques están en altamar. En ningún momento han estado en la zona económica exclusiva. Esto es parte de un acuerdo bilateral, pero no es todo.

¿Por qué razón?


Porque si está en altamar tiene que haber cobertura de todos los países ribereños y que pertenezcan, por ejemplo, al Acuerdo de Nueva York de Naciones Unidas: que ampara el derecho del mar y la conservación, la ordenación de las poblaciones de especies transnacionales migrantes. Ahí topa a Galápagos, que tiene especies protegidas que no están exclusivamente en nuestra zona económica exclusiva. Además, hay que considerar que hay pesca ilegal, no declarada, no reglamentada; como lo establece la FAO, no es exclusivamente de Ecuador y China, es un asunto mundial, global.

Hay denuncias de que los buques chinos apagan dispositivos para no ser detectados. ¿Se puede dar?


Se da. Hay quienes pescan valiéndose de mecanismos ilegales como cambiarse de denominación, el abanderamiento o apagar el dispositivo de identificación satelital para que no les ubiquen. Esas son actividades ilegales en altamar, y ¿quién puede verificar esas actividades ilegales? No es el Ecuador, es la región, los países ribereños, quienes pertenecen a las organizaciones de regulación de la pesca internacional. Tenemos la Comisión Permanente del Pacífico Sur del Ecuador. Estos organismos tienen determinados puntos que deben ser cumplidos por la pesca internacional: las cuotas de captura, las evaluaciones, la vigilancia, la inspección y evitar el transbordo. ¿Qué significa el transbordo? Como es un gran convoy, no todos están pescando, hay ‘buques nodrizas’ en donde se deposita la pesca.

¿Y es verdad que se abastecen con combustible ecuatoriano?

Eso es una especulación. Imaginémonos un convoy de 260 buques que se abastezca con 50 galones. No. Es ridículo que venga todo un convoy sin combustible: vienen con ‘buques nodrizas’, con abastecedores, y además se pueden reabastecer de algún puerto, pero no del Ecuador, porque hay organización por parte del Estado, pues hay los cupos asignados incluso para la pesca artesanal e industrial.

Además, el Ministerio de Defensa monitoreó desde hace más de un mes, dio alerta e impartió las órdenes al Comando Conjunto para el despliegue de una fuerza. Hay un gran esfuerzo de la Fuerza Naval que tiene el trabajo científico con el Inocar, también hemos presentado hace año y medio una Ley de Navegación. Todo lo que hablamos se presta a criterios ligeros, porque no hay seriedad para valorar que Ecuador es parte de la Convemar. Todas las acciones que tomamos son para preservar la soberanía nacional.