Vida

Murió Brunito, el pequeño de seis años que Ricardo Montaner acogió como su sobrino

Murió Brunito, el pequeño de seis años que Ricardo Montaner acogió como su sobrino

"Un profundo dolor... " escribió el cantautor Ricardo Montaner para comenzar su mensaje de despedida para Bruno, un pequeño de seis años con insuficiencia renal y quien estaba a la espera de un trasplante de riñón.

"Hicimos muchos planes para ti Brunito, pero Dios tenía uno mejor allá en los cielos, ahora ya no habrá trasplantes ni tardanzas", continúa Montaner en su publicación de Instagram, la cual acompañó con un video de su encuentro el pasado junio. Encuentro que tuvo lugar tras la conmoción que desató Bruno en las redes sociales por una grabación en la que reza la oración del Padre Nuestro con fervor.

Alrededor de las 19:30 del miércoles, desde el Instituto de Previsión Social de Paraguay (IPS), confirmaron su fallecimiento. El niño fue sometido a una cirugía para el cambio de su catéter y en el transcurso de la tarde su salud se fue deteriorando.

La doctora Teresa Araujo, directora de Apoyo y Servicios del IPS, explicó que Brunito padecía de una enfermedad renal y debía ser sometido a la hemodiálisis. Agregó que para este procedimiento era importante la colocación del catéter.

“Al quirófano ingresó, dentro de toda su patología, bastante grave, pero salió de la cirugía, posteriormente tuvo un paro, luego de los procedimientos de reanimación pudo salir. Luego volvió a un segundo paro y ya no pudo ser rescatado, lamentablemente lo perdimos”, expresó en una entrevista al canal de televisión abierta, Telefuturo.

La doctora también explicó que debía tener un peso de aproximadamente 12 kilos para ingresar a la lista de espera de donantes de riñón. Además de otros requisitos como estar libre de infecciones, con su corazón en condiciones óptimas y los demás órganos en perfecto funcionamiento. Tras un segundo paro cardíaco luego de la intervención quirúrgica a la que fue sometido, Bruno murió.

Bruno vivía con sus padres en Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná, a 327 kilómetros de Asunción, capital del Paraguay. Fue diagnosticado con insuficiencia renal aguda, es decir, nació con un solo riñón y este solo funcionaba en un 10% de su capacidad total.

Días antes, Griselda Jacquet, madre del pequeño, explicó a Aleteia, una revista online de la Fundación para la Evangelización a través de los Medios en Paraguay, que, a pesar de las adversidades, su hijo llevaba una vida llena de alegría.

“Él nos da la fuerza para no decaer. Nunca está triste, es muy alegre. Estoy muy orgullosa de mi hijo. Él me da esperanzas me enseña a amar a todos, sin diferencia alguna. Es lindo saber que lo aprecian en todo el mundo”, expresó Jacquet, mamá de Bruno. (I)