Vida

Ni el dinero ni el amor: qué es lo que le preocupa a Kim Kardashian de su divorcio con Kanye West

Ni el dinero ni el amor: qué es lo que le preocupa a Kim Kardashian de su divorcio con Kanye West

Los rumores de un inminente divorcio entre Kim Kardashian y Kanye West, una de las parejas más poderosas y mediáticas de Hollywood, se convertirían en un hecho luego de que Page Six compartiera una publicación al respecto.

“El divorcio es inminente” habrían dicho varias fuentes cercanas de la pareja al medio de comunicación. Y Kardashian, quien aseguran tienen la iniciativa de separarse, habría contratado a la abogada de divorcio de las estrellas, Laura Wasser quien es famosa por haber representado en sus separaciones a celebridades como Angelina Jolie, Johnny Depp y Britney Spears.

Kim Kardashian y Kanye West se casaron en 2014 pero esta decisión se dio ya que Kardashian lidió por mucho tiempo con el trastorno bipolar de West, y ahora solo busca enfocarse en ella y crecer como persona y profesional.

Dentro de este proceso lo que más le preocupa en estos momentos a Kim no serían los bienes o trámites legales sino el bienestar de sus cuatro hijos: North, de 7 años, Chicago, que cumplirá 3 el viernes, Saint, de 5, y Psalm, de 2, puesto que la pareja no tiene acuerdos en cuanto a la custodia de sus hijos.

“Durante los últimos meses e incluso más, tratar de ser una familia normal ha sido desafiante y frustrante. Quiere seguir adelante”, afirmó una persona cercana a la pareja a la revista People.

En el futuro, el informante dijo que Kardashian quiere seguir viviendo en Los Ángeles y “crear la mejor vida para los niños”. “Simplemente no están en la misma página cuando se trata de su futuro como familia”, continúa la fuente de Kardashian y West. “Y Kim está de acuerdo con eso. Ella hará todo lo posible para que los niños tengan una gran relación con Kanye, simplemente no quiere estar casada con él”.

Con respecto al dinero, el rapero acumula una fortuna estimada en 1.3 mil millones de dólares, según la revista Forbes. Por otra lado, aunque la chica reality, Kim Kardashian es propietaria de una marca de cosmétios, es únicamente propietaria de el 72% de las acciones y su madre y manager, Kris Jenner, posee el 8% de la misma.

Según el acuerdo prenupcial de la pareja, Kim recibirá un millón de dólares por cada año de matrimonio hasta llegar a un tope de $10 millones.

Además se quedaría con la mansión que la pareja posee en Bel Air, así como todos los regalos y joyas que el cantante le dio a la empresaria durante su matrimonio. Las ganancias que la socialité ha generado por sus negocios no serán divididas entre ambos, solo le pertenecen a ella.

Kanye además nombró a Kim en una de las pólizas de seguro de vida que tiene, valorada en $20 millones de dólares, como beneficiaria de por vida, incluso si se divorciaran. (E)