Vida

'Oscuro deseo' muestra el lado más maduro en la carrera de la actriz mexicana Maite Perroni

'Oscuro deseo' muestra el lado más maduro en la carrera de la actriz mexicana Maite Perroni
Ciudad de México -

Maite Perroni disfruta de una nueva madurez como la abogada Alma Solares, una madre de familia y profesora universitaria de mediana edad, protagonista de la nueva serie de Netflix, “Oscuro deseo”.

La actriz y cantante mexicana de 37 años dice que ha sido todo un desafío darle vida a una mujer mayor que ella en este thriller. Perroni, quien se dio a conocer en 2004 con la telenovela juvenil Rebelde, apareció recientemente en las series “El juego de las llaves” y “Herederos por accidente” y las telenovelas “Papá a toda madre” y “Antes muerta que Lichita”.

Alma es “totalmente diferente a lo que he hecho”, pero tenía “ganas y necesidad como actriz de moverme de lugar y de poder apostar por otro tipo de proyectos y de crecer, no quedarme sólo en un estereotipo”, dijo el lunes en una entrevista por videollamada desde la Ciudad de México a propósito del estreno de mañana.

Aunque está comprometida con el músico chileno Koko Stambuck, Perroni no es madre ni está casada. Su personaje, en cambio, sospecha que su marido de hace 20 años (interpretado por Jorge Poza), quien es juez, le es infiel con su asistente. La pareja tiene una hija de casi 20 años (Regina Pavón) que quiere ser forense.

Despechada, Alma se va de fin de semana a la casa de su mejor amiga (María Fernanda Yepes), que está recién divorciada, y ambas deciden ir a un club nocturno de cacería. Ahí conoce a un veinteañero (Alejandro Speitzer) con el que termina pasando una noche de pasión.

“Generacionalmente (Alma) todavía es resultado de una educación sexual y social que nos culpa por vivir nuestra sexualidad”, dijo Perroni. “Pero al final en un gran texto que es de mis favoritos, dice: ‘No tengo culpa... Al contrario, quiero más de esto’”.

Ante el tabú de las relaciones entre mujeres mayores con hombres más jóvenes, agradeció el haber crecido con una educación sexual clara construida sobre la base científica, y llamó a que se normalice la sexualidad femenina para que las mujeres no sean juzgadas distinto que los hombres.

“Creo que es parte de una conversación muy necesaria”, señaló la actriz. “Al hombre se le aplaude y se le reconoce y se le da su mención honorífica y no hay un juicio alrededor de cómo viva su sexualidad, porque eso lo empodera, le da hombría y lo planta desde un cierto poder absurdo”. “No debería de existir (esa diferencia) porque al final... tienes derecho a vivir tu sexualidad y tienes derecho a tomar las decisiones de acuerdo a lo que tú como ser humano creas y consideres parte de tu proceso”, recalcó.

En la serie, Alma dedica una de sus clases al tema de los feminicidios, una cruda realidad en México, donde se estima que en promedio son asesinadas 10 mujeres al día, según cifras de la ONU. Además, su mejor amiga aparece muerta y las autoridades manejan el caso como un suicidio.

Perroni lamentó que en muchos casos hay denuncias y no pasa nada: "No se resuelven estos temas y pasan los días y pasan los meses y pasan los años y van quedando en el olvido muchísimos crímenes que no tienen porqué existir y son una realidad”.

Como parte de su preparación para la serie, dijo que se ha mantenido cerca de activistas y que también se ha apoyado en su hermano, quien es sexólogo y terapeuta. “Es un tema demasiado importante que tiene que hablarse”, dijo.

“Oscuro deseo” fue escrita por Leticia López Margalli y dirigida por Pitipol Ybarra y Kenya Márquez, bajo la producción de la empresa mexicana Argos. También actúan Magali Boysselle, Paulina Matos y Samantha Orozco. (E)