Vida

Piden matar a pez cabeza de serpiente por considerarlo invasivo y peligroso

Piden matar a pez cabeza de serpiente por considerarlo invasivo y peligroso

Lo que parecería un inofensivo pez mantiene preocupado al Departamento de Recursos Naturales del estado de Georgia en Estados Unidos, que lo ha condenado a muerte por ser una especie invasora con capacidad de respirar y sobrevivir en tierra.

Según informó el portal Infobae, la razón de esa decisión tan radical se debe a que el llamado pez cabeza de serpiente del norte (Channa argus) tiene una enorme capacidad de supervivencia fuera del agua, de ahí que las recomendaciones de aquella oficina a todos los pescadores del estado que lo encuentren es que luego de capturarlo, lo maten y mantengan congelado.

“Luego, deben tomar fotografías, anotar dónde fue capturado e informarlo”, agregó dicho departamento en un comunicado. El pez fue clasificado como invasivo y peligroso para la vida silvestre, porque puede competir o desplazar a otras especies en el agua. “Si logra establecer más poblaciones de crías depredadoras, alteraría las redes alimentarias y los sistemas ecológicos, que podrían dejar un cambio permanente en otras especies en los cuerpos de agua”, difundió el Servicio Geológico de los Estados Unidos.

Tras una investigación, el Departamento de Recursos Naturales de Georgia confirmó que un pescador encontró un ejemplar de esta especie en un estanque de una propiedad privada en el condado de Gwinnett, lo que marca la primera aparición registrada de este “invasor” en la región.

“El departamento está tratando de determinar si el pez se ha extendido desde el estanque para evitar que la especie llegue a otros cuerpos de agua en Georgia”, dijo Matt Thomas, jefe de pesca de la División de Recursos de Vida Silvestre.

El pez cabeza de serpiente del norte, originario del este de Asia, solía venderse en tiendas de mascotas, mercados de pescado de comida viva y restaurantes en algunas ciudades importantes antes de 2002, momento en el cual el Servicio de Pesca y Vida Silvestre norteamericano agregó la especie a su lista de vida silvestre nociva.

Estos ejemplares pueden crecer casi un metro de largo y provienen de la cuenca del río chino de Yangtzé. Aunque tienen dientes muy afilados, nunca se reportó que haya mordido a un humano.