Vida

¿Por qué hay personas más sensibles al frío?

¿Por qué hay personas más sensibles al frío?

Durante las temporadas frías, muchas personas pueden llegar a tener escalofríos un poco más que otros, es raro ver que no puedan salir de sus hogares sin cubrirse los brazos o no puedan bañarse en una piscina por tener mucho frío. Lo cierto es que no todos tienen la misma sensibilidad al frío que los demás, algunos suelen ser extremadamente sensibles a las bajas temperaturas.

Dentro de lo normal, las personas pueden soportar hasta cierta cantidad de frío o calor, sin embargo existen personas que tienen una sensibilidad extrema y que no logran tolerar el frío. Para esto existen muchos factores, por ejemplo, tener poca grasa corporal o algún problema hormonal; en este caso te ayudamos a conocer cuáles son algunas causas que puede generar la sensibilidad al frío y aprender cómo diagnosticarla, siempre se recomienda visitar a un médico.

Como ya mencionamos que una de las causas puede ser por los bajos niveles de grasa corporal; en este caso, la grasa actúa como un aislante que protege al cuerpo desde adentro, muchas mujeres suelen ser más sensibles al frío por el tipo de contextura y delgadez en comparación con algunos hombres delgados. Los cambios hormonales también puede ser un causante, en ciertos casos suele suceder durante la menopausia. O cuando se sufre hipotiroidismo, que es provocado cuando la hormona tiroidea baja sus niveles. El frío también se puede sentir durante una gripe o infección en el cuerpo.

Entre otros problemas relacionados con la sensibilidad del frío está la anemia que es una enfermedad que causa que los niveles de glóbulos rojos se reduzcan dentro de la sangre. La anemia se la puede sentir cuando una persona está muy cansada y sienta mucha debilidad. El síndrome de Raynaud es una enfermedad que se produce cuando se estrechan los vasos sanguíneos y esto puede generar que una persona sienta frío, en especial en manos y pies.

La sensibilidad al frío también puede ser causada por la fibromialgia que se caracteriza por padecer dolores musculares y de huesos que suele ir asociado con la hipersensibilidad a ciertos estímulos, en este caso el frío. Los problemas del hipotálamo también pueden ser un factor ya que es el área encargada de controlar la temperatura corporal.

Aunque son varios factores, la sensibilidad al frío puede ser diagnosticada verificando primero los niveles de grasa en el cuerpo y el índice de masa corporal, es importante conocer también los valores de las hormonas tiroideas, realizarse exámenes de sangre para descartar cualquier tipo de enfermedad. Si se sospecha que el problema puede ser al nivel del hipotálamo se recomienda visitar a un médico para que se realicen más pruebas que puedan descartar este problema. Se tiene que saber que la sensibilidad al frío es posible cuando sea constante y fuera de lo normal. (I)