Vida

Pyongyang advierte a la marina surcoreana por búsqueda de funcionario fallecido en sus aguas

Pyongyang advierte a la marina surcoreana por búsqueda de funcionario fallecido en sus aguas

Corea del Norte pidió este domingo 27 de septiembre del 2020 a la marina surcoreana que deje de penetrar en sus aguas territoriales, mientras que Seúl intenta encontrar el cuerpo de un responsable surcoreano abatido en el mar por soldados norcoreanos.

La prensa oficial norcoreana indicó que Pyongyang llevará a cabo sus propias operaciones de búsqueda del cuerpo y afirmó que las operaciones surcoreanas podrían atizar las tensiones.

Un funcionario del sector de la pesca en Corea del Sur fue abatido el martes por soldados norcoreanos. Es la primera vez en una década que un civil surcoreano muere de esta manera.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, se disculpó el viernes 25 de septiembre, algo excepcional, tras este deceso “inesperado y vergonzoso”, tratando así de calmar los ánimos de su vecino del Sur, según Seúl, donde el suceso causó indignación.

Según funcionarios militares surcoreanos, el hombre fue interrogado cuando estaba en el agua y dijo que quería desertar, pero fue asesinado por “orden de una autoridad superior ” .

Además, aseguran que los guardias fronterizos norcoreanos rociaron el cuerpo con gasolina y lo quemaron, un acto que calificaron de “abominable”.

“Nunca podemos ignorar una intrusión en nuestras aguas territoriales y advertimos seriamente al Sur de que no cometa tales acciones”, señaló la agencia oficial de prensa norcoreana KCNA, temiendo que en caso contrario se produzca “otro incidente horrible”.

El sábado, Corea del Sur instó a Pyongyang a investigar más profundamente las circunstancias del asesinato y afirmó que solicitaría una investigación conjunta si fuera necesario.

Las disculpas de Corea del Norte, y especialmente de Kim Jong Un, son muy inusuales. El mensaje llegó en momentos en que las relaciones entre las dos Coreas se encuentran congeladas, al igual que las negociaciones entre Pyongyang y Washington por la cuestión nuclear.

Los medios oficiales norcoreanos no hicieron alusión a esta carta de disculpas en sus informaciones.