Vida

¿Qué es el melanoma y cómo podemos prevenir esta enfermedad?

¿Qué es el melanoma y cómo podemos prevenir esta enfermedad?

El cáncer de la piel puede dividirse en cáncer melanoma y cáncer no melanoma, este último tiene un comportamiento menos agresivo, mientras que el melanoma es más severo, puede provocar metástasis y la muerte del paciente si no se lo detecta de manera temprana, indica el dermatólogo Patricio Freire.

El melanoma se presenta habitualmente sobre lunares previamente existentes o nevos, que son lunares de color negro o café, que pueden sufrir cambios, y es por esto que debemos conocer nuestros lunares y aplicar lo que se denomina el ABCDE:

¿Por qué es importante detectarlo a tiempo?

Cuando el melanoma se detecta tempranamente puede ser tratado con procedimientos quirúrgicos y tratamientos que pueden ser determinados por un especialista en dermatología.

"Los dermatólogos a nivel mundial han desarrollado un procedimiento denominado dermatoscospica, que es la aplicación especial de una lupa que permite, bajo ciertos patrones dermatoscópicos, determinar el potencial maligno de una lesión pigmentada. A veces aparecen también de novo, es decir, no había un lunar en ese sitio y de pronto aparece una mancha que va aumentando de tamaño", señala Freire.

El especialista indica que cada vez se detectan más casos de este tipo porque la población acude más al dermatólogo, pero siguen habiendo casos avanzados en los que las personas no consultan al médico, dejan transcurrir meses o años, el tumor se vuelve más grueso en espesor y el riesgo de metástasis es mucho mayor ", asegura.

En todos los casos, lo primordial será detectar a tiempo la aparición del melanoma y así someterse a un tratamiento médico adecuado. "El operar lunares no implica mayor riesgo de transformación maligna, para nada. Aquel lunar que se extirpa, se manda a hacer biopsia y si resulta melanoma, ya era melanoma antes de ser extirpado, la operación no lo convirtió en melanoma", añade.

El especialista indica además que cuando se opera con márgenes de seguridad es posible incrementar las posibilidades de sanación de este proceso, pero si se permite que avance y que llegue a otros órganos internos, ya se requiere de tratamientos oncológicos como la quimioterapia, pero esta no tendrá siempre resultados tan efectivos como los que se pueden aplicar en un inicio de la enfermedad.

"En el ámbito del melanoma ya se han desarrollado terapias biológicas específicas contra el melanoma, pero solo actúan sobre determinados tipos de melanomas", afirma el experto.

¿Por qué y dónde puede aparecer el melanoma?

Uno de los factores con los que de debe tener muchas precaución es con la radiación solar, ya que tiene influencia sobre la transformación maligna o sobre los cambios en los lunares, también en la aparición más numerosa de estos, además tiene una relación con las quemaduras frecuentes o la exposición prolongada a la radiación ultravioleta, que en el Ecuador está presente durante todo el año y, en la altura como la de Quito, se incrementa su intensidad.

El autoexamen de los lunares es fundamental. Normalmente estos aparecen en áreas expuestas a la radiación solar, pero también pueden presentarse en áreas como genitales, plantas de los pies, palmas de las manos o en el cuero cabelludo, donde es más difícil identificarlos. Debido a esto, el experto indica que es muy importante revisar nuestro cuerpo para identificar a tiempo cualquier irregularidad.

También pueden aparecer en órganos internos de nuestro cuerpo, pero no es algo común, casi siempre el melanoma se presenta en la piel. El organismo tiene la capacidad de absorber los lunares, tanto si son benignos o malignos, en el caso de estos últimos, puede generar metástasis a distancia, por ejemplo en los ganglios o en los órganos internos como pulmones, cerebro, hígado.

¿Quiénes son más propensos a padecer esta enfermedad y cómo evitarla?

Quienes poseen una piel muy blanca o son muy sensibles a la radiación solar tienen una predisposición mayor a desarrollar melanoma, pero en términos generales puede afectar a todas las personas.

Para evitar esta enfermedad se pueden seguir algunas recomendaciones, señala Freire, entre estas, utilizar siempre bloqueador solar, evitar desde niños quemaduras frecuentes de la piel y examinar cada cierto tiempo nuestro cuerpo para estar atento ante la aparición de lunares o manchas y si estos presentan cambios. (E)