Vida

Sacarle sangre al cangrejo: su utilidad farmacéutica podría ser la senda de su extinción

Sacarle sangre al cangrejo: su utilidad farmacéutica podría ser la senda de su extinción

Durante las últimas décadas, la larguísima historia del cangrejo herradura del Atlántico (Limulus polyphemus) ha iniciado la que podría ser la senda de su extinción debido a las singulares características de su sangre. La hemolinfa (líquido corporal) del cangrejo herradura es de color azul porque contiene hemocianina, una proteína emparentada de la hemoglobina que transporta el oxígeno a través del organismo del animal.

La utilidad farmacológica de la hemocianina (por ejemplo como inmunoestimulante) ha multiplicado durante los últimos años la captura de estos animales, que a continuación son seccionados en laboratorio para extraer su sangre.

La reciente producción en laboratorio -por parte de una empresa con sede en Suiza, con el apoyo de grupos de defensa de los animales- de una substancia con características similares a las de la sangre azul de estos cangrejos hacía creer que acabaría -o por lo menos reduciría- la captura y utilización de animales en laboratorio pero, de momento, no esta claro que vaya a ser así, informa La Vanguardia de España.

El cangrejo con forma de cacerola es una de las especies marinas que mejor representa a los animales conocidos popularmente como fósiles vivientes. Estos xifosuros del orden de quelicerados marinos mantienen una estructura corporal prácticamente igual desde hace 475 millones de años.

Ejemplar de cangrejo de herradura del Atlántico.

La principal entidad de Estados Unidos dedicada a la recopilación de datos de productos farmacéuticos y medicamentos, la US Pharmacopeia (USP), publicó el 29 de mayo una revisión de datos sobre el el Factor C recombinante (rFC), la alternativa sintética al reactivo que hasta ahora se extrae del cangrejo de herradura.

En la primera parte de este guía o aviso de utilidad de productos médicos, la USP destaca su interés por “introducir más métodos para la detección de endotoxinas bacterianas, un paso inicial importante en el proceso para el desarrollo de vacunas y otras terapias inyectables”. Además, esta entidad especializada, con gran influencia en el sector farmacéutico en todo el mundo, destaca los valores complementarios de un producto sintético de este tipo, entre los que destacan la uniformidad del producto obtenido en laboratorio (frente a la variabilidad de los productos obtenidos de animales), la facilidad de producción a gran escala y la reducción del impacto en la vida natural.

No obstante, según explica desde Zúrich (Suiza) John Miller, periodista especializado en medicina y salud de la agencia Reuters, la parte más importante de la instrucción difundida por la USP es que sitúa al nuevo producto sintético en un grupo diferente al de la substancia natural, de forma que la sangre de cangrejo de herradura seguiría siendo la referencia última en productos como las pruebas de endotoxinas.

Parte ventral de un cangrejo herradura del Atlántico.

“La USP, cuyas influyentes publicaciones guían a la industria farmacéutica, inicialmente propuso agregar la rFC al capítulo que rige los estándares internacionales de pruebas de endotoxinas pero ahora ha hecho marcha atrás y ha optando por colocar a rFC en un nuevo capítulo independiente”, indica John Miller. “Esto significa que las compañías farmacéuticas que podrían usar el rFC deben continuar haciendo un trabajo de validación adicional, para garantizar que sus métodos de uso de las pruebas de rFC coincidan con los de las pruebas hechas con sangre de cangrejo”.

La decisión le da a la industria farmacéutica menos incentivos para dejar de depender de las pruebas con animales, incluso cuando compañías como Lonza y la bioMerieux de Francia promueven alternativas sintéticas y los defensores de la vida silvestre insisten en su oposición a la explotación de la sangre de cangrejo de herradura.

Representantes de la USP han afirmado a Reuters que existe “muy poca experiencia práctica con productos farmacéuticos probados con rFC para poner las pruebas sintéticas en pie de igualdad con las pruebas de sangre de cangrejo, que se han utilizado ampliamente durante décadas”. La agencia Reuters, por contra, cita a algunas compañías farmacéuticas que consideran que las alternativas sintéticas son totalmente seguras y advierten de que decisiones como las de la USP no hacen más que frenar las nuevas terapias libres de experimentos y explotación de animales.