Vida

Testimonio de víctima de la inseguridad: 'Un grupo de delincuentes me agredió tras detectar que una mujer robaba dentro de mi taxi'

Testimonio de víctima de la inseguridad: 'Un grupo de delincuentes me agredió tras detectar que una mujer robaba dentro de mi taxi'

El taxista Pedro T. (nombre protegido) fue agredido por un grupo de personas la tarde del pasado viernes 3 de julio del 2020 en la calle Olmedo, ubicada en el Centro Histórico de Quito, frente al coliseo Julio César Hidalgo del barrio San Blas. Cuenta que una joven ingresó a su vehículo para sustraerse el dinero que había recaudado durante la mañana. Al percatarse que ella estaba dentro del vehículo, el chofer la increpó. Cuando trató de retenerla, un grupo de hombres lo agredió físicamente. El hecho se registró en un video que dura 2 minutos y 55 segundos.

A continuación el testimonio del conductor:

“El incidente ocurrió a las 14:00 aproximadamente, luego de que parqueara mi carro en plena calle Olmedo e ingresara a un local en donde se reparan teléfonos celulares. Me encontraba en la puerta del establecimiento comercial y me percaté que atrás mío estaba un hombre en actitud sospechosa; me miraba y se ponía nervioso.

En ese instante presentí que algo malo iba a pasar y se me ocurrió acercarme al carro. Es así que encontré a una chica recostada sobre los asientos delanteros. Tomaba el dinero que guardaba en la caja. Lo admito, mi error fue confiarme y dejar las puertas sin seguros en un sitio peligroso. De eso se aprovecharon para tratar de robarme.

Era una joven de unos 22 años. Le reclamé y le tomé del pie para sacarla del carro. Ella me amenazó con palabras soeces. Gritó que no la molestara porque iba a acuchillarme. Se movió hacia los asientos posteriores y cerré la puerta del piloto. El tipo que se encontraba junto a mí en la puerta del local me seguía, pero no alcancé a escuchar lo que me dijo. Solo sentí que me arrebató la gorra que llevaba puesto.

Cuando la joven trató de escapar por la puerta de atrás, alcancé retenerla con todas mis fuerzas y la volví a ingresar al carro. Ese sujeto continuaba allí y me lanzó un puñete en la cara. Los transeúntes que caminaban por el sector no me ayudaban, únicamente se pararon a observar lo que ocurría.

En ese momento se me acercó un grupo de individuos para insultarme y exigirme que la soltara. Nuevamente me agredieron con trompones y yo les respondí con patadas mientras sostenía a la chica. La Policía nunca apareció y, al ver que eran varios sujetos los que me agredían, solté a esa mujer y me fui. No puse la denuncia porque con eso no saco absolutamente nada”.