Vida

Un estudio demuestra que la cúrcuma podría tener propiedades antivirales

Un estudio demuestra que la cúrcuma podría tener propiedades antivirales

Un estudio publicado recientemente en el Journal of General Virology, destaca las propiedades de la cúrcuma, como un alimento que se suma al combate contra algunos virus.

"La investigación mostró que la curcumina, un compuesto natural que se encuentra en el interior de esta planta, inhibe la replicación de algunos tipos de virus (incluidos el virus del dengue, la hepatitis B y el virus Zika) y tiene efectos biológicos significativos, que incluyen actividades antitumorales, antiinflamatorias y antibacterianas", recoge una publicación del portal Clara.es.

La cúrcuma es una planta medicinal originaria de Asia y que pertenece a la familia del jengibre. Su raíz es larga de color amarillo o naranja, que se la procesa hasta conseguir un polvo que se utiliza como condimento. En la India es una de las especias más apetecidas.

Javier Moreno, especialista en medicina alternativa que tiene un programa en YouTube, recomienda el consumo de esta planta.

"Es una solución natural antiinflamatoria, (debe usarla) para que su organismo se desinflame, para la artrosis, la artrisis. El 26 % está compuesta por magnesio, manganeso, hierro, fibra, vitamina B6 y potasio, que son fundamentales para el adecuado funcionamiento del cuerpo", destaca el conocedor de la medicina alternativa.

Moreno detalla que la cúrcuma tiene un pigmento llamado curcumina, que tiene un gran poder antioxidante: "No cancela la inflamación como lo haría un antiinflamatorio (fármaco convencional), lo que hace es modular las defensas, modular la inflamación, para que sea correspondiente a cómo debe funcionar su cuerpo. Además estimula el sistema inmunológico".

Beneficios

Cómo consumirla

El médico cirujano Santiago Rodas explica que el cuerpo absorbe la cúrcuma dependiendo de los alimentos con la que se la mezcle.

"No se absorbe mucho por vía oral, si le ponen a la sopa la absorción es limitada. Cuando está combinada con aceites, como la lecitina de soya se mejora mucho su absorción. A combinarla con aceite, con pimienta negra, con kion (jengibre), con un aceite de su preferencia, como el aceite de coco, sacha inchi (maní peruano)", detalla el médico, quien añade que la cúrcuma también puede prevenir el desarrollo de tumores.

Evitar excesos

"Lo natural también tiene efectos secundarios. Otra cosa son las cápsulas que tienen cúrcuma, donde la dosis que se recomienda máximo al día es 1,2 gramos", advierte Javier Moreno, especialista en medicina alternativa. Las personas con ciertas condiciones de salud, señala, deben consumir cúrcuma en dosis recomendadas por un especialista. Porque, por ejemplo, una persona con cálculos podría tener una complicación. (I)