Vida

Un estudio revela que practicar sexo oral a temprana edad o con muchas parejas puede provocar cáncer de orofaringe. Revise los signos y síntomas

Un estudio revela que practicar sexo oral a temprana edad o con muchas parejas puede provocar cáncer de orofaringe. Revise los signos y síntomas

Un estudio revela que practicar sexo oral a una edad más temprana, así como realizarlo con muchas parejas en un período de tiempo reducido aumenta la probabilidad de padecer un cáncer de orofaringe relacionado con el virus del papiloma humano (VPH) hasta 4,3 veces. Así lo revela el estudio publicado en 'Cancer', la revista de la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Para examinar cómo el comportamiento relacionado con el sexo oral puede afectar el riesgo, Virginia Drake, de la Universidad Johns Hopkins, y sus colegas pidieron a 163 personas con cáncer de orofaringe relacionado con el VPH y 345 sin él que completaran una encuesta de comportamiento.

Así, se alcanzó la conclusión de que, entre los encuestados, las personas con más probabilidades de padecer cáncer de orofaringe relacionado con el VPH, habían tenido parejas sexuales que le superaban la edad durante su juventud y mantenían relaciones sexuales extramatrimoniales, además de la importante frecuencia con la que practicaban sexo oral.

La orofaringe es la parte media de la faringe (garganta) detrás de la boca. La faringe es un tubo hueco de cerca de cinco pulgadas de largo que comienza detrás de la nariz y termina donde empiezan la tráquea y el esófago (tubo que va de la garganta al estómago). El aire y los alimentos pasan por la faringe en el camino a la tráquea o el esófago.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos pide tener en cuenta los siguientes puntos importantes sobre el cáncer de orofaringe:

Signos y síntomas del cáncer de orofaringe y de cavidad oral

Según la Sociedad Americana contra el Cáncer, algunos posibles signos y síntomas del cáncer de orofaringe y de cavidad oral son:

La organización advierte, sin embargo, que muchos de estos signos y síntomas pueden también ser causados por otras dolencias diferentes al cáncer, o incluso por otros tipos de cáncer.

Aun así, resulta muy importante consultar con un médico o dentista si alguna de estas condiciones dura más de 2 semanas para que se pueda encontrar y tratar la causa, de ser necesario. (I)