Vida

'Una casa en la frontera' se instala en sala La Bota

'Una casa en la frontera' se instala en sala La Bota

Una familia se encuentra compartiendo la comida del día desde la tranquilidad de su hogar, cuando de pronto es interrumpida por un grupo de diplomáticos que les informa que la nueva frontera que divide los estados pasará por los interiores de su casa. Una curiosa situación que secciona en dos la edificación y la familia. Una historia que es tratada en la obra de teatro Una casa en la frontera.

Es la nueva propuesta de Ananda Producciones, quienes presentaron en meses anteriores La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, con un elenco masculino.

En esta ocasión traen una dramatización inspirada en la obra de 1978 escrita por el polaco Sławomir Mrożek.

Fernando Gálvez, quien personifica al suegro en la historia, cuenta que la intención de la productora es seguir una línea de teatro elaborado. El actor explica que para el montaje el texto fue traducido del polaco al español.

“Para pasar una empanada al otro lado tiene que pagar un arancel, son situaciones ridículas”, expresa Gálvez sobre la trama que es contada desde “un humor reflexivo”.

Según indica, la obra se desarrolla basada en acontecimientos que se los puede asimilar con la actualidad. “Es una analogía con la política moderna (...). Son fronteras mentales, físicas, ideológicas que separan a la gente y hacen daño al mundo”, añade.

“Todos en algún momento tenemos que enfrentarnos a una frontera”, añade.

Comenta además que la puesta en escena contará con efectos de sonidos en vivo, los cuales estarán a cargo de David Lara, baterista de Invasores.

Una casa en la frontera dura una hora y está dirigida por Guillermo Silverio. Las funciones son de jueves a sábado, a las 20:30, en la sala La Bota, en el malecón del Salado. Los jueves son 2x1, dice Gálvez, quien actúa junto con Jeff Nieto (diplomático), Guillermo Silverio (diplomático), Vanessa Ortiz (suegra), Jaime Vallejo (esposo) y Karen de Nieto (esposa). (I)