Vida

Violó y estranguló a una niña, 33 años después lograron capturarlo

Violó y estranguló a una niña, 33 años después lograron capturarlo

Marc Karun, de 53 años, durante décadas ‘sembró’ miedo en la ciudad de Stetson, Maine en Estados Unidos.

Vivía en una cabaña de madera que no se la lograba ver con facilidad, ya que se encontraba camuflada con el bosque, tenía muchas actitudes extrañas que lo mantenían en la mira de sus vecinos. Solía pararse en la carretera de la ciudad solo para saludar a los vehículos que transitaban en el sector, le gustaba mirar fijamente a las mujeres de su alrededor para incomodarlas y fue varias veces capturado por la Policía de Stetson por presuntas agresiones sexuales y secuestros.

Sus vecinos estaban completamente seguros de que entre ellos se encontraba un violador y secuestrador de niños y mujeres. Además, comentaron para el Bangor Daily News que un vándalo escribió con color rojo en la acera que quedaba frente a la casa de Karun “PEDÓFILO” de manera anónima. Sin embargo, nunca existieron pruebas suficientes que incriminen al hombre.

Kathleen fue encontrada muerta en el bosque que estaba cerca de la casa de Karun en 1986. La niña, que en ese entonces tenía 11 años, murió por asfixia y fue abusada sexualmente.

Ocurrió cuando salía de la escuela. Diariamente, la menor utilizaba la ruta del bosque para llegar a su casa. El caso nunca fue resuelto, lo que causaba pánico en los residentes del pequeño pueblo de Maine. “Los niños en la escuela estaban todos aterrorizados, al igual que todos en el vecindario”, dijo Enes Drake a Bangor Daily News.

Marc fue constantemente arrestado y puesto en libertad, ya que las víctimas nunca querían confesar en contra del criminal, a pesar de aquello, él siempre fue considerado sospechoso, debido a que existían muchas similitudes en la muerte de Kathleen y las otras mujeres que fueron abusadas.

Después de tres décadas, la Policía —gracias al avance de la tecnología— logró identificar los restos de ADN que dejó en el cuerpo de la niña. Estos se compararon con los de Marc Karun, dando como resultado positivo y con esto se tuvo la evidencia suficiente para ponerlo tras las rejas.