Deportes

Blachowicz y Nunes defendieron con éxito sus títulos en la UFC, en una velada con emociones y polémicas

Blachowicz y Nunes defendieron con éxito sus títulos en la UFC, en una velada con emociones y polémicas

El polaco Jan Blachowicz retuvo ante el nigeriano Israel Adesanya el título del peso semipesado en el UFC259 disputado en Las Vegas, Estados Unidos, la madrugada de este domingo 7 de marzo del 2021. La cartelera también vio en acción a la imbatible Amanda Nunes y una descalificación en el combate por el título del peso gallo masculino. Fue una velada llena de emociones.

Adesanya y Blachowicz plantearon una pelea muy analítica, fieles cada uno a su plan de pelea, triunfó el polaco. Fue capaz de hacer lo que nadie hizo para conseguir lo que nadie consiguió. Llevó al nigeriano a ras de lona y acabó con el invicto de ‘The Last Stylebender’.

Rango largo de golpeo al comienzo en un primer asalto de estudio desde la distancia. Adesanya sabedor del poder del polaco y Blachowicz de la capacidad técnica del nigeriano.

Más valientes ambos con el pasar del tiempo, el polaco sumaba puntos con buenas manos al rosto mientras que Adesanya exhibía capacidad de encaje. Blachowicz trató de poner en valor su superioridad física agarrando al nigeriano y buscando un sometimiento.

El polaco leyó bien las combinaciones del campeón del peso medio y contestó con autoridad. Blachowicz se llevó la contienda a ras de lona y puso en apuros desde la media guardia a Adesanya. El nigeriano trató de librarse del control de su rival, pero su inexperiencia en el suelo y la diferencia de peso jugaron a favor del monarca del peso semipesado.

‘The Last Stylebender’
, apreciando que se le escapaba la pelea a los puntos, quiso pisar el acelerador buscando el ‘KO’. El nigeriano sacó a relucir la capacidad creativa que siempre le ha caracterizado. Blachowicz, a través del orden y sabedor de que el tiempo jugaba a su favor, sofocó las aspiraciones del campeón del peso medio.

Los jueces vieron ganador a Blachowicz, que hace su primera defensa exitosa del título del peso semicompleto, suma 5 victoria consecutivas y deja un récord de 28 victorias y 8 derrotas. No pudo ser para Adesanya, que subió de categoría para tratar de convertirse en el quinto campeón simultáneo en dos divisiones de la historia de la UFC. 

Imparable
La brasileña Amanda Nunes venció por sometimiento a la australiana Megan Anderson y retuvo el cinturón del peso gallo femenino.

Una buena derecha de Nunes al comienzo marcó la pelea y dejó tocada a la retadora. Anderson absorbió el castigo como pudo y firmó su derrota con un intento de derribo fallido.

La brasileña se llevo la batalla a ras de lona. No dejó opción a su rival y con una llave de brazo sometió a la australiana. ‘La Leona’ no necesitó ni siquiera un asalto completo para materializar su superioridad. Nunes, madre recientemente, logra su séptima defensa exitosa del título mundial y pone de manifiesto, nuevamente, su nivel frente al del resto de contendientes.


La doble campeona
del peso gallo y del peso pluma suma 12 victorias seguidas. De los 82 campeones que ha tenido la UFC hasta el momento, Nunes ostenta el honor de ser una de los cuatro peleadores capaces de serlo simultáneamente en dos divisiones, siendo la única en conseguir tal logro en categoría femenina.

En la misma velada el estadounidense Aljamain Sterling se proclamó campeón del título del peso gallo tras la descalificación del ruso Petr Yan. 
 
‘The Funk Master’ se proclamó campeón entre lágrimas. Una rodilla legal de Yan, tras el aviso del árbitro de que su rival no se encontraba en disposición de continuar, dejó a todos con un sabor amargo.

Aljamain Sterling se proclamó campeón del título del peso gallo tras la descalificación del ruso Petr Yan. Foto: @UFCEspanol

Sterling se mostró muy proactivo, trabajando las patadas y con mucha movilidad en los primeros compases. El alcance del estadounidense y su guardia zurda promovieron un gran volumen de golpes sobre el campeón.

Pese a la igualdad, Yan hizo valer su oficio y, sabedor de su poder, esperó su momento para conectar una potente derecha que derribó a su rival para cerrar el primer asalto. Gran variedad de recursos por parte del retador y mucha efectividad en el golpeo de Yan. El ruso se mostró seguro en el agarre y sofocó los intentos de derribo de Sterling, quien se mostró algo más frustrado según se desarrollaba la pelea.

El retador pagó el ritmo que planteó toda la pelea. Yan fue de menos a más e hizo palpable su solidez, pero una rodilla al rostro de Sterling desató la polémica. Tras la valoración de la salud del estadounidense se paró la pelea y se descalificó al ruso.

El colegiado advirtió a Yan de que el rival estaba caído y por tanto perdió el cetro del peso gallo. Victoria amarga. Sterling dejó el titulo en el suelo del octágono entre lágrimas. Se convierte en el primer campeón de la UFC que gana el oro de esta forma.