Deportes

¡Los ñaños lindos de Barcelona!

¡Los ñaños lindos de Barcelona!

Puede que sean ‘separados al nacer’ y ellos no lo saben. Leonai Souza, el brasileño que llegó a Barcelona, se parece a Nixon Molina, y no lo dicen los ‘chismosos’, lo verifican sus propios compañeros a la interna del Ídolo.

Y no solo en la pinta. A pesar de que Leonai es un poco más bajo, son los “ñaños lindos” del Ídolo. Hasta tienen similitud en el juego, y eso es un dolor de cabeza para Fabián Bustos, que deberá decidir con quién va a la ‘guerra’ de la Copa Libertadores y LigaPro.

Leonai tiene 26 años, y habla bien el español, por su paso por el fútbol de Uruguay. Viene prendido de la ilusión amarilla y eso contagia al hincha.

El brasileño en pocas horas hizo lo que a otros jugadores les lleva semanas: llegar, entrenar y llenar de ilusión a los hinchas amarillos.

Antes de que le digan si el encebollado se lo come con chifle o con pan, antes de conocer el Malecón, o darse una vuelta por Guayaquil, habían pasado 100 minutos de estar en Ecuador y ya vestía de corto para su primer entrenamiento.

AL GOCE

El jugador amarillo fue recibido por sus compañeros entre bromas, pero la ‘plena’ es que entre los jugadores corrió la frase: “No, es Nixon Molina que habla portugués”. Y eso fue todo. La ‘joda’ en la presentación fue tremenda, uno de los jugadores le comentó a EXTRA: “Fue un goce en buen sentido, pero de que se parecen, se parecen. No sabemos si tenemos dos Molina o dos Souza; ojalá que el brasileño hable más que el ecuatoriano, que casi ni se le escucha”.

Los jugadores hicieron doble fila y Souza debía pasar por en medio. El volante solo pedía que no le den duro con las palmas en el cuerpo.

Damián Díaz le dio apoyo moral, lo saludó y lo invitó a desfilar entre sus compañeros. Todo terminó en risa.

Claro que el comentario de que si era Molina o Souza seguía de largo. Es más, ahora Dixon tiene apodo, le dicen Souza, y a Leonai le dicen Molina; un integrante amarillo dijo que era más fácil de llamarlos.

TRES COSAS EN 7 HORAS

Souza quiere jugar y ganarse el puesto. Así lo ha demostrado desde que llegó y la misma tarde pasó a entrenar; nada de que tiene que esperar para ver cómo está el clima, o si llueve o deja de llover.

Y en la noche prendió la máquina de las ilusiones de los hinchas amarillos al decir lo que el fanático quiere escuchar y en el 2021 se escapó de las posibilidades: “Cuando me dijeron que Barcelona me quería, no lo pensé. Vengo al más grande del Ecuador, vengo a ser campeón. Es un honor muy grande. Tengo que agradecer a Dios”, expresó Souza en la cadena GolTV.

“Llegué y fui directamente a entrenar. Estoy listo para jugar. Quiero dejar mi nombre en Barcelona”, expresó el brasileño.

¿Y QUIÉN JUEGA?

Ahora el problema viene para el DT Fabián Bustos, que debe decidir a quién poner en ese puesto. Tiene a Bruno Piñatares, Nixon Molina, Michael Carcelén y Souza; el año pasado tenía también a Sergio López, pero ahora le están buscando equipo.

¿Quién se quedará en la banca? Ese es el dilema de Bustos para el 2022. ¡Ojo!, los cuatro tienen ganas de comerse la cancha. El ‘problema’ va en serio en ese sector del campo de juego.

A Leonai le gusta jugar de cinco o de doble cinco, en otras palabras, puede marcar y también generar fútbol, pero eso lo decide Bustos. “Lo que me toque lo haré para ayudar a mis compañeros y a Fabián (Bustos)”, expresó el brasileño, como diciendo que si lo han traído es para jugar y no para estar en la banca cerca del cuerpo técnico.

Además, Souza adelantó algo sobre el rival que tendrá Barcelona en Copa Libertadores, el Torque de Uruguay: “Con el ellos, el partido allá será muy fuerte, pero sé que tenemos todo para ganar. Veo que tenemos buenos jugadores como Kitu Díaz, Javier Burrai y vamos por un resultado positivo”.

SEIS EXTRANJEROS

Barcelona ya cerró sus cupos de seis extranjeros para el 2022, que son: Javier Burrai, Carlos Rodríguez, Bruno Piñatares, Emmanuel Martínez, Gonzalo Mastriani y Leonai Souza.