Deportes

Wout van Aert logró una victoria de foto finish en la Amstel Gold Race; Carapaz llegó en el puesto 28

Wout van Aert logró una victoria de foto finish en la Amstel Gold Race; Carapaz llegó en el puesto 28

Después de varios minutos de intriga y emoción por lo ajustado del desenlace final, el belga Wout Van Aert, de Jumbo Visma, se adjudicó al esprint y la edición 55 de la Amstel Gold Race ante el británico Thomas Pidcock (Ineos). Esta prueba fue disputada entre Valkenburg y Berg en Terblijt este domingo 18 d abril con un recorrido de 218 kilómetros.

Todo se decidió con foto finish, y aún así, viendo la imagen, los jueces tuvieron que darse tiempo para dar como vencedor a Van Aert, devolviendo a Pidcock la derrota que le infligió el joven británico ,por escaso margen también, el pasado miércoles en la Flecha Brabanzona.
 
El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz también marcó su debut en las Ardenas, y ocupó el casillero 28 de la general. La 'Locomotora del 'Carchi' apareció trabajando para el pelotón junto a Michal Kwiatkowski.  La prueba sirvió como parte de su preparación para el Tour de Francia. 

Van Aert, de 26 años, logró un triunfo importante que puede unir esta temporada a la Gante Wevelgem y la 2 etapas de la Tirreno Adriático. Se impuso, sin levantar los brazos, con un tiempo de 05:00:27 Pidcock, enorme pese a su juventud, se conformó con el segundo puesto, y el alemán Maximiliam Schachmann (Bora Hansgrohe) fue tercero.

El grupo perseguidor entró a 2 segundos encabezado por Michael Matthews, Alejandro Valverde y el campeón del Mundo Julian Alaphilippe. El esloveno Primoz Roglic, víctima de un pinchazo, no disputó la victoria.

La escapada inicial agrupó a 10 hombres en cabeza que asumieron el protagonismo en buena parte de las 16 vueltas al circuito preparado para la prueba cervecera, entre los que iban Theuns y Bernard (Trek-Segafredo), Dewulf (AG2R), Grignard (Lotto Soudal), Lammertink y Lovliegen (Intermarché), Chad Haga (DSM), Gibbons (UAE Emirates), Molly (Bingoal) y Skaarseth (Uno-X).

Una expedición que no preocupó mucho a los favoritos, pero nos obstante, Movistar, Jumbo Visma y Deceuninck se encargaron de que la escapada no se les fuera de las manos.

Sucesivos ataques a 70 kilómetros anunciaron acontecimientos. A 4 vueltas del final y con tres subidas al Cauberg pendientes, las diferencias empezaron a menguar de manera significativa. Ineos con Van Baarle y Carapaz asomaron en cabeza para tantear al personal, lo que puso e guardia a los Roglic, Alaphilippe, Valverde y compañía.